Jueves, 19 Octubre, 2017

            

Decomisadas casi 10.000 cajetillas de tabaco de contrabando en un área de servicio de la A-92

Los policías sorprendieron al individuo trasladando las cajetillas desde el remolque de un autobús a una furgoneta

Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Guardia Civil ha aprehendido 9.800 cajetillas de tabaco de contrabando en el área de servicio de Cuesta de la Palma de la A-92, en el término municipal de Loja (Granada), cuando sorprendieron a un individuo trasladando las cajetillas desde el remolque de un autobús a una furgoneta.

En esta operación, la Guardia Civil ha detenido al conductor del autobús, un individuo de nacionalidad marroquí de 40 años, como presunto autor de un delito de contrabando y se ha incautado del tabaco descubierto y de la furgoneta en la que lo estaban cargando, según informa en un comunicado el Instituto Armado.

La aprehensión del tabaco se produjo el jueves a las 8,30 horas, cuando una patrulla de la Guardia Civil de Loja sorprendió al detenido cuando estaba trasladando una serie de paquetes desde el remolque de un autobús a una furgoneta estacionada junto a él.

Ante lo inusual de este trabajo, toda vez que el autobús procedía de Marruecos y la furgoneta tenía matrícula francesa, los agentes decidieron investigar qué contenían los paquetes y descubrieron que eran cajetillas de tabaco de la marca ‘American Legend’ que carecían de las pertinentes precintas fiscales, signo inequívoco de que se trataba de tabaco de contrabando.

La Guardia Civil comprobó además que dentro del remolque y detrás de unos colchones había muchas más cajas que contenían cajetillas de tabaco de contrabando.

Los agentes contaron 9.800 cajetillas cuyo valor supera los 38.700 euros y detuvo al conductor del vehículo como presunto autor de un delito de contrabando.

Según la Ley de represión del contrabando, el delito de contrabando se da cuando el valor del tabaco intervenido supere los 15.000 euros, valor que en esta actuación se supera ampliamente.

La Guardia Civil ha descubierto que el propietario de la furgoneta es otro ciudadano marroquí que tiene domicilio en la localidad guipuzcoana de Irún, quien, una vez que sea localizado, también será investigado por un presunto delito de contrabando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *