Viernes, 24 Marzo, 2017

De Boabdil a la poesía de Eduardo Lizana

Los Príncipes de Asturias han presidido el acto de entrega del Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca en Granada

Rita M. Marín @marinruiz_rita / Foto: Fermín R.F


image_print

Granada se ha vestido de gala para recibir a los Príncipes de Asturias, Don Felipe y Doña Letizia. El motivo de su visita a la ciudad ha sido la entrega del Premio Internacional de Poesía Federico García Lorca, que este año, en su décima edición ha recaído en el poeta mexicano, Eduardo Lizalde, perteneciente a la Generación del 45.

Sus Altezas se han mostrado muy agradecidos por la acogida en Granada, de la que tienen especiales recuerdos, como su visita por el Albaicín hace poco tiempo, y ahora, por la Alhambra, donde han podido conocer la exposición  ‘Arte y culturas de Al-Andalus: El poder de la Alhambra’, instalada en el Palacio de Carlos V del monumento nazarí. Una muestra que, a través de 300 objetos, entre los que destaca el ajuar de Boabdil, el último rey nazarí, hace un recorrido que va desde comienzos del siglo XI hasta el ocaso andalusí en las postrimerías del siglo XV, periodo en que se entrelazan las relaciones entre las diferentes culturas y territorios; la aportación hispana y cristiana, por una parte, y por otra, la hebrea y judía, están presentes en este discurso expositivo.

Principes_04

El recorrido alhambreño ha finalizado con la espectacular foto en el Patio de los Leones, donde las figuras restauradas han sorprendido a Sus Altezas, en el que han calificado como un lugar “mágico y de referencia para todo el mundo”. La directora del Patronato de la Alhambra y Generalife, María del Mar Villafranca, ha querido regalarles a los Príncipes un recuero de esta nueva visita al conjunto monumental. Una réplica de las yeserías de la Alhambra, un libro cd del pianista motrileño, Juan Carlos Garvallo, y un cuaderno de dibujo del pintor granadino, Miguel Rodríguez Acosta.

La estancia en la Alhambra se cerró con una audiencia privada a la actual Junta Directiva de la Asociación de la Prensa, y a la saliente, en la que se ha puso de manifiesto la importancia del “periodismo de rigor en la sociedad actual”.

El plato fuerte de la jornada ha sido la entrega del Premio Internacional Federico García Lorca. Una ceremonia que abrió el alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, que quiso hacer referencia a la trayectoria de este premio, que desde hace diez años “pone en unión la lengua española, la poesía, Granada y Federico García Lorca”.

Ha querido dar la enhorabuena especialmente a Eduardo Lizalde, al que ha calificado como “un granadino más por tener este premio, cuya grandeza recae en la distinción de sus galardonados, y también en la calidad y profesionalidad del jurado”. Ha destacado la variopinta carrera de Lizalde, con una formación muy completa, tanto en letras como en ciencia, al haber desarrollado parte de su carrera profesional como ingeniero, y “eso se refleja en sus versos, con muy diversos matices”.

Por su parte, el Príncipe de Asturias, Don Felipe, ha querido destacar que este premio contribuye a afirmar la idea y la realidad de la Comunidad Iberoamericana desde una de sus más profundas dimensiones culturales y creativas: la poesía. “Hoy es el mundo literario que se expresa en español el que se nutre de la creatividad de Lizalde, autor al que le ligan diferentes aspectos con el poeta granadino. No solo el gran bagaje cultural y lingüístico; también el profundo conocimiento musical que resulta decisivo a la hora de plasmar un ritmo, una cadencia y una belleza sonora que únicamente corresponde a la grandes figuras de la poesía”.

Por su parte, Eduardo Lizalde, ha mostrado su especial gratitud, y ha hecho hincapié, durante su discurso en la figura del tigre, “que es la representación suprema de la belleza y también la muerte”. Leyó un poema, de su libro ‘Otros tigres’, para agradecer este galardón.  No quiso dejar su atril, sin hacer referencia a Lorca, al que ha asegurado que se admira desde cualquier parte del mundo. “Siempre aspiramos a acercanos algo a este gran escritor, al que no emularemos nunca, porque fue el ángel de toda una generación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *