Viernes, 26 Mayo, 2017

David del grupo Auryn, un chaval de Pinos Puente orgulloso de su pueblo

Este joven fenómeno de masas, que cuenta con miles de fans, tres discos grabados, numerosos premios recibidos y más de 300 conciertos a sus espaldas afirma que se siente pinero por los cuatro costados



image_print

David Lafuente es un joven pinero que actualmente triunfa en el mundo de la música junto a sus compañeros del grupo Auryn. Nació un día de la Cruz de 1988 y cada vez que el trabajo y los compromisos profesionales se lo permiten vuelve a Pinos Puente, el lugar donde residen su familia y sus amigos de toda la vida, el mejor sitio donde estar cuando siente la necesidad de descansar y desconectar de su intenso día a día.

Tras su sonrisa sincera se esconde un chico sencillo con cierto punto de timidez que confiesa que la fama no le ha cambiado. Este joven fenómeno de masas, que cuenta con miles de fans, tres discos grabados, numerosos premios recibidos y más de 300 conciertos a sus espaldas, estudió en el Cole San Pascual y más tarde en el I.E.S Cerro de los Infantes y afirma que se siente pinero por los cuatro costados por donde quiera que va, “me gusta decirlo siempre que me preguntan, porque estoy muy orgulloso de mi pueblo”

Antes de comenzar una gira por Latinoamérica que le llevará, junto a Auryn, a Argentina, México y Venezuela, ha disfrutado de unos días de descanso en su pueblo donde se crió siendo un niño travieso e inquieto al que le gustaba dibujar, hacer teatro, cantar. Cuando creció asegura que se convirtió en un adolescente, como casi todos, “sin saber muy bien para donde tirar ni qué hacer, me gustaba bailar y cantar y por eso el verano que tenía 14 años comencé bailando en una orquesta. Ahí fue cuando me di cuenta de aquello era lo mío, me gustaba el escenario. Poco a poco fui actuando y trabajando cada vez con mejores orquestas hasta que fui consciente de que si quería hacer algo importante en este mundo me debía de ir a vivir a Madrid y así lo hice”.

Los primeros dos años en Madrid los recuerda como bastante difíciles y complicados, peregrinando de casting en casting sin demasiado dinero en el bolsillo, un tiempo en el que ya empezaba a escribir canciones. La oportunidad de pertenecer al grupo Auryn sucedió como en muchas ocasiones suceden las mejores cosas de la vida: cuando menos te las esperas, “así fue como llegó la oportunidad de formar parte de Auryn. Me bajé de Madrid a Pinos Puente dispuesto a tirar la toalla con la esperanzas perdidas y la moral bastante baja mi madre, que es mi principal apoyo y consejera, me animó y me dijo que con veinte años tenía toda la vida por delante para cumplir mis sueños. Y parece que fue el destino el que hizo que recibiera una llamada de mi manager para decirme que se habían fijado en mí y en el resto de mis compañeros, a los que había conocido unos días antes en una fiesta, para formar parte de una Boy Band”

Y desde ese momento, hace ahora cuatro años, la trayectoria del grupo no ha hecho más que ascender, “está siendo una experiencia que me ha cambiado la vida, que me ha hecho posible cumplir su sueño. Soy feliz haciendo lo que más me gusta”, asegura David, que aunque no se considera modelo para nadie, les aconseja a los jóvenes que lo admiran que luchen por lo que quieren, “si yo he llegado y lo conseguido, con lo que me ha costado, cualquiera puede hacerlo. Lo importante es creer en uno mismo y tal vez tener un poquito de suerte”

Parte de esa suerte se la proporcionan sus fans incondicionales para las que David sólo tiene palabras positivas “les doy muchísimas gracias porque Auryn sin ellas no sería nada. Decirles que son muy bonitas. Cada vez nos sigue un público más heterogéneo y eso nos encanta. Fíjate que tenemos una fan de 80 años de Canarias que cada vez que puede se coge un avión para venir a vernos a los conciertos. Nos encanta, es increíble, hasta tiene un pájaro que se llama Auryn. Nosotros decimos que es la abuelita del grupo”.

Ilusionado con la dulce etapa que está viviendo actualmente cuanto mira al futuro se ve trabajando en este mundo al que ha llegado y que no piensa abandonar “dentro de unos años ojala siguieran con Auryn, pero me veo trabajando seguro, en un musical, en una serie de televisión o con un disco en solitario”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *