Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Dani Martín: “El éxito no está en los focos, sino en ser de verdad”

"La Montaña Rusa -que así se llama el álbum- es la dificultad de encontrar una estabilidad emocional en muchos aspectos de la vida, la dificultad de no rendirse y de crecer, de entregarse al cien por cien"

Dani Martín | Foto: BERNARDO DORAL
E.P.


image_print

Tres años después de su anterior trabajo, Dani Martín (Madrid, 1977) regresa este viernes con nuevo disco, el tercero y “más autobiográfico” de su andadura en solitario. Y montado en su propia ‘montaña rusa’ vuelve con ganas de cantar sobre “esas subidas y bajadas” que las vida a todos nos da.

“La Montaña Rusa -que así se llama el álbum- es la dificultad de encontrar una estabilidad emocional en muchos aspectos de la vida, la dificultad de no rendirse y de crecer, de entregarse al cien por cien”, plantea a Europa Press en el patio del Centro de Nuevos Creadores de Cristina Rota, donde cursó sus estudios de arte dramático siendo aún un adolescente.

Desde el lugar donde se puede decir que casi todo empezó, prosigue el madrileño reflexionando sobre las historias de este nuevo disco, todas ellas de amor, “como si hubiera contado dos combates” de su vida. “Eso es lo que a mi me pasa, y como no sé hablar de otra cosa en las canciones que no sean cosas que me pasan a mi, a veces me expongo demasiado y hago discos autobiográficos como este”, explica.

“Lo genial es que te pasen cosas en la vida porque de todo sacas algo”, subraya, para después asegurar que no le da reparo mostrarse tal cual es a través de sus canciones: “Me daría mucho más pudor ir a un reality televisivo que hacer un disco como este. Me va mucho más pudor verme en una revista sin permiso que contar las cosas como las cuento en este disco”.

En esta línea, agrega que al final escribe y canta sobre “sentimientos de un ser humano que se parecen a los de todo el mundo”. Ese eje recorre todo el disco, en cortes como Las ganas y Los charcos, y también en otro como Paloma, tema que “habla de la libertad, de que cada uno es libre de hacer y decidir lo que le dé la gana, de estar con quien quiera y no estar con quien no quiera”. “Let it be, déjalo ser y que cada uno tire para donde quiera”

GRABADO EN ABBEY ROAD

Ya que él mismo menciona el Let it be de los Beatles, huelga recalcar que La Montaña Rusa ha sido grabado en el famoso estudio londinense de Abbey Road, donde el cuarteto británico integrado por John, Paul, George y Ringo registró sus más magnas obras. “Es un lugar lleno de magia, para nada es un museo”, apunta con evidente ilusión Dani Martín.

Y añade, entusiasmado: “Grabamos en la Sala 2 y tiene una acústica fantástica. Si crees en esas cosas, algo hay en el ambiente que se te pega de todos los que han pasado por allí, que no fueron solo los Beatles, también Pink Floyd grabó The dark side of the moon en Abbey Road. Y muchísimos otros. Es un lugar con infinitas historias y anécdotas”.

En Londres se grabó el álbum, pero no entero. Porque hay un corte, titulado Madrid Madrid Madrid, que Leiva le ‘regaló’ y que ambos grabaron artesanalmente: “Nos queremos mucho. Le conté una tarde que estaba pasando un momento malo y me regaló esa canción, que la grabamos en casa los dos solos, tocando nosotros todo, salvo un hammond que añadió Iñaki García”.

Una curiosidad más dentro de un disco rico en reflexiones y también en estilos, pues hay algunas muy guitarreras como la mencionada Las ganas, que ejerció como primer single, y Nada más que tu, Romperás y Pelear. En el otro extremo, no faltan las baladas intensas como París, Que se mueran de envidia o Guerra.

Diversos estilos que muestran las diversas caras de Dani Martín, no ya como compositor, sino en su vida diaria. “Creo que en las canciones de este disco he hecho un recorrido a todos los estilos que he ido tocando en el pasado. Hay canciones guitarreras, diría que power pop, porque a mi el punk siempre me ha gustado. Y claro, también baladas muy intensas, como yo, que soy muy intenso”, concede.

PRESENTACIÓN EN DIRECTO

En la banda actual de Dani Martín están Candy Caramelo (bajista, que ha tocado con Fito, Calamaro y Miguel Ríos, entre otros muchos) y Coki Giménez (M Clan, Miss Caffeina y otros tantos). No faltan sus escuderos el guitarrista Paco Salazar y el teclista Iñaki García, con quienes también trabaja en la composición de los temas.

“Estoy encantado con la banda, es increíble”, resalta, para después confesar que tenía ganas de tener un grupo fijo, algo que no es fácil siendo un solista: “Paul McCartney paga 600.000 euros al año a sus músicos, hagan lo que hagan, toquen o no toquen. Eso se lo puede permitir él, claro. Aquí los músicos tienen que buscarse la vida y no pueden dejar de tocar”.

Todos juntos saldrán de gira a partir de febrero, primero por América y después por teatros españoles. Con la premisa permanente de tocar las canciones en lugares donde puedan sonar debidamente, avanza Dani Martín sin desvelar más detalles que en Madrid y Barcelona tendrán que ser “lugares un poquito más grandes”.

Antes de la gira propiamente dicha, coincidiendo con el lanzamiento de La Montaña Rusa, este viernes Dani Martín y sus compinches harán una presentación especial tocando sobre un autobús por las calles del centro de Madrid, algo que le hace especial ilusión. “La idea es hacer cosas diferentes”, afirma, aunque recuerda que esto ya lo hicieron en 2005 con El Canto del Loco. “Y se montó una buena”, apostilla con sonrisa traviesa.

Y por último, resume su momento y su disco con la tranquilidad que da sentirse real: “Pero este soy yo ahora, como también era yo cuando lanzamos Zapatillas en 2005 con El Canto del Loco. Este soy yo y no aspiro a gustar a todo el mundo. Me siento como un equilibrista, pero sé que el éxito no está en los focos en grandes conciertos, sino en ser de verdad, estar a gusto contigo mismo y con lo que haces y con la gente que tienes alrededor”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *