Jueves, 19 enero, 2017

Cultura da luz verde al inicio de nuevas actuaciones relacionadas con fosas comunes en Andalucía

La Junta inicia los trámites conducentes a la localización, exhumación e identificación genética de fosas comunes de víctimas del franquismo

Mapa de fosas comunes en Andalucía | Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

La Consejería de Cultura, a través de la Dirección General de Memoria Democrática y tras la propuesta del Comité Técnico encargado de la coordinación de actuaciones en torno a la recuperación de la Memoria Histórica y el reconocimiento institucional y social de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y la Posguerra, ha acordado la propuesta de 37 nuevas acciones en diferentes municipios anda-luces. Así lo recoge hoy el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

Así, Cultura inicia los procedimientos que permitan la realización de tareas de indagación, localización, exhumación e identificación genética, si procediera, en los municipios de San Fernando (Cádiz); Castro del Río, Guadalcázar, Lucena y Monturque (Córdoba); Cúllar Vega y Padul (Granada); Campofrío y Nerva (Huelva); Alfarnate, Cártama, Colmenar y Villanueva de la Concepción (Málaga); y en Fuentes de Andalucía, Guadalcanal y Palomares del Río (Sevilla). También se acometerán acciones de exhumación e identificación en Marmolejo, en Jáen; Álora, en Málaga, y Camas, en Sevilla.

Estas actuaciones específicas se llevarán a cabo en colaboración con familiares directos de víctimas, entidades memorialistas y ayuntamientos de las localidades donde se pretenda intervenir, todos ellos además solicitantes de las intervenciones en la mayoría de los casos; de la misma forma que en algunos casos la Consejería contará además con el apoyo económico de las diputaciones provinciales.

Por otro lado, la Consejería de Cultura ha autorizado el inicio de los trámites que pudieran permitir la identificación genética de restos encontrados en fosas ya exhumadas anteriormente o en otras cuyos trabajos comenzarán en las próximas semanas. Un proceso que, además, se ve fortalecido tras la reciente firma de un convenio entre las Consejerías de Cultura y Salud y la Universidad de Granada por el que se ha acordado la creación de un Banco de ADN andaluz que permitirá la centralización de las muestras obtenidas de víctimas de la Guerra Civil española y la represión franquista y sus familias, así como las labores de identificación, siempre y cuando sea posible técnicamente.

A partir de la publicación de este anuncio, los familiares, ayuntamientos y personas interesadas dispondrán de 10 días para manifestar las alegaciones que consideren oportunas ante la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía.

Con el inicio de estos trámites, la Junta de Andalucía da un nuevo paso importante en las políticas de Memoria que promueve desde hace más de 15 años, siendo la reparación a las víctimas y sus familiares uno de los pilares fundamentales de su compromiso. Así se establece también en la futura Ley de Memoria Democrática de Andalucía, actualmente en fase de tramitación parlamentaria, una norma que asume las recomendaciones de Naciones Unidas en relación al informe elaborado por su Comité de Desapariciones Forzadas.

Las intervenciones en fosas constituyen la esencia del trabajo desarrollado desde la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, pues suponen la forma más efectiva de recuperación física y reparación moral de las víctimas y sus familias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *