Lunes, 27 Marzo, 2017

Culmina la celebración del 150 aniversario del nacimiento de Ganivet en su casa-molino del Realejo

El programa, organizado por la Delegación de Cultura y Memoria Histórica y Democrática de la Diputación de Granada, ha incluido visitas guiadas por la Granada "ganivetiana"

E.P./Diputación
E.P.


image_print

El 150 aniversario del nacimiento del escritor Ángel Ganivet (Granada, 1865-Riga 1898) culminará con una serie de actividades especiales que se han programado en la casa-molino que lleva su nombre, en el barrio granadino del Realejo, donde el autor del ‘Idearium español’ pasó gran parte de su juventud.

El programa, organizado por la Delegación de Cultura y Memoria Histórica y Democrática de la Diputación de Granada, ha incluido visitas guiadas por la Granada “ganivetiana”, por la propia Casa Molino, una conferencia impartida por la escritora Isabel Sánchez Ballesteros, estudiosa de la Granada de finales del siglo XIX y un concierto con música de la época. Asimismo, entre el 14 y el 18 de diciembre, el público ha podido visitar una exposición con obras y manuscritos originales del autor de ‘Granada la bella’.

A propósito de estos últimos documentos, con el apoyo de la Biblioteca de Andalucía, se está llevando a cabo la digitalización del archivo personal de Ganivet que a principios de los años noventa del siglo XX la Diputación de Granada compró a sus sobrinas.

Está compuesto por correspondencia, documentación académica, impresos, y manuscritos de alguna de sus obras como ‘Cartas finlandesas’, ‘La conquista del reino Maya’, o ‘Idearium español’.

La historia de la Casa Molino Ángel Ganivet comienza cuando un abuelo del escritor adquiere en el siglo XVII un viejo edificio situado en el número 8 de la Cuesta de los Molinos, que era conocido como el Molino de la Sagra.

Construido en época árabe sobre la Acequia Gorda del Genil, formaba parte de la amplia red de molinos harineros de la ciudad de Granada.

Ángel Ganivet, que había nacido en el barrio de la Virgen, se trasladó junto a su familia a esta casa molino a los catorce años y pasó en ella buena parte de su juventud, hasta que se fue a estudiar a Madrid en 1888.

En 1965, coincidiendo con el centenario del nacimiento, el edificio abordó unas primeras obras de reforma y en 1995 fue objeto de una profunda rehabilitación.

Bajo la gestión de la Diputación de Granada, el inmueble se convirtió en un importante centro cultural que albergó el Centro de Investigaciones Etnológicas, luego el Centro de Estudios y Recursos Culturales y en la actualidad, es la sede del Centro Provincial de Documentación.

El inmueble está inscrito en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz con carácter de monumento, tras una resolución de 2 de noviembre de 2006.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *