Viernes, 20 Octubre, 2017

            

Cuidados después de un trasplante pulmonar

Hay que tener en cuenta determinados aspectos a la hora de volver a casa, que ayudan a prevenir complicaciones posteriores

Foto: Archivo GD


image_print

En el momento del alta hospitalaria, el paciente trasplantado está muy mermado en sus facultades, por eso es necesario que tenga un soporte familiar o social adecuado para los cuidados que necesita. Empieza para él una nueva vida, y debe tomar todas las precauciones necesarias para que la recuperación sea lo más óptima posible. El seguimiento de las instrucciones facilitadas por el equipo médico es muy importante para asegurar el correcto funcionamiento del órgano trasplantado y evitar la aparición de determinadas complicaciones.

Hay que tener en cuenta determinados aspectos a la hora de volver a casa, que ayudan a prevenir complicaciones posteriores:

Medicación:

La toma correcta de la medicación es el pilar básico del éxito del trasplante.
En los primeros meses, es abundante y puede acarrear efectos secundarios.
Si el paciente los presenta, debe comentarlo con su especialista, el cual le orientará en la pauta a seguir.
No se debe alterar la toma de medicamentos sin consultarlo previamente con el equipo médico de trasplante.

Medicamentos incompatibles:

Existen fármacos que pueden ser tóxicos para el órgano trasplantado o interferir severamente con la medicación inmunosupresora.
No es exceso de prudencia la consulta al especialista.
Todos los pacientes deben comunicar a su médico de trasplante, cualquier cambio en su medicación habitual, propuesta por otro facultativo ajeno al programa de trasplante, con el fin de tratar afecciones dentales,óseas, intestinales o de cualquier otro tipo.

Horarios:

Cada medicamento tiene unas horas adecuadas para su toma, especialmente los inmunosupresores.
No debe alterarse sin consulta el horario de medicación que se ha prescrito por el centro.
En caso de olvidar alguna toma, se debe consultar al médico de trasplante.
Las tablas de seguimiento de medicación son muy útiles para no olvidarse ninguna toma.

Normas de higiene general:

Es muy importante que la casa en general, y el cuarto del paciente en particular, estén limpios. Los enseres de aseo deben ser de uso exclusivo del paciente. Las manos se lavarán con frecuencia, especialmente antes de cada comida y después de utilizar el retrete.
No debe ponerse en contacto con personas que presenten signos de infección como tos, estornudos, escalofríos, diarrea, fiebre, erupciones en la piel, etc. Hay que tener un especial cuidado en evitar el contacto con los niños que tengan alguna enfermedad eruptiva (sarampión, rubéola, varicela, etc.).
Durante los dos primeros meses después del trasplante es conveniente que evite en la medida de lo posible locales cerrados que estén muy concurridos, sobre todo si tienen aire acondicionado (iglesias, cines, teatros, medios de transporte público, etc.)

Cuidado de la piel:

Se puede desarrollar acné como efecto secundario del tratamiento con esteroides. Esto puede ser prevenido teniendo en cuenta una serie de medidas que comentaremos a continuación:
Lávese la cara de 2 a 3 veces al día utilizando jabón neutro, aplicándolo en la cara con una manopla. Evite los jabones que tengan cremas o aceites, ya que pueden agravar el acné.
Lávese el pelo con frecuencia y procure mantener la frente sin cubrirla con el pelo. Evite el uso de maquillaje si tiene acné.
Mantenga sus manos limpias y trate de no tocarse la cara. Existen múltiples tratamientos para el acné, con buenos resultados.
Lávese las manos con frecuencia, fundamentalmente antes de cada comida. Las personas cercanas a usted deberán hacerlo también. Sus enseres para el aseo deberán ser de uso exclusivo.

Protección contra el sol:

Debido a su aumento de sensibilidad frente al sol se recomienda:
Evitar la exposición solar entre las 10 de la mañana y las 14 horas. Siempre que se exponga al sol utilice cremas protectoras en cara y labios y lleve ropa protectora. Debe tener presente que en los días nublados los rayos ultravioletas también queman, así como las radiaciones en la arena, cemento o nieve. Evite así mismo la exposición a las fuentes artificiales de luz. Ponga en conocimiento del médico cualquier cambio en el aspecto de su piel.

Viajes:

No es aconsejable que viaje a países con deficiente atención sanitaria durante los primeros seis meses postrasplante , ya que en estos países es frecuente la gastroenteritis por alimentos o aguas contaminadas. Los síntomas que aparecen suelen ser vómitos, diarrea, fiebre y dolores abdominales. A la hora de viajar al extranjero es aconsejable llevar el número de teléfono de su Hospital.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *