Viernes, 22 Septiembre, 2017

            

Cuerva salva la moción de censura y seguirá al frente de la Cámara de Comercio

Un empate a 13 votos escenifica la división de la corporación empresarial | Para Cuerva, la conclusión de la moción de anoche supone un voto de confianza

Momento del pleno de anoche | Foto: Archivo


image_print

Anoche se escribió un nuevo episodio en la Cámara de Comercio de Granada tras una moción de censura que se saldó con empate a 13 votos. La mitad de los miembros reunidos en pleno decidieron continuar confiando en el actual presidente de la corporación, Gerardo Cuervas, mientras que la otra mitad se pronunció en contra de la permanencia del presidente. La moción, promovida por el vicepresidente primero, Gregorio García, no salió adelante pero dejó patente una vez más que las dificultades que atraviesa la Cámara no se zanjaron aquel 2 de diciembre, día en el que fue elegido el nuevo presidente de la institución.

“¿Por qué no lo vemos como un voto de confianza”, preguntaba tras la reunión Gerardo Cuerva. Para el empresario, el presente que vive la Cámara es “inexplicable”, dado que “no se ha tomado ninguna decisión en Comité Ejecutivo que no haya sido por unanimidad”. Así, el presidente asegura que “es difícil de entender que tomando acuerdos por unanimidad aparezcan estas situaciones”.

De otra opinión es Gregorio García, promotor de la moción de censura, quien echó mano del resultado de las votaciones para indicar la división existente en la Cámara.

PLENOS SOLITARIOS

La crisis institucional que vive la Cámara de Comercio viene de largo, pero en las últimas semanas ha sido la ausencia reiterada de la mayoría de vocales de la corporación la que ha mantenido ‘paralizada’ cualquier actuación que pudiera salir de la celebración de un pleno. La falta de quorum ha sido una de las críticas, reflexiones que anoche lanzaba Cuerva, quien además hizo una llamada a la responsabilidad de quienes instigaron la moción de censura.

En la misma línea, el presidente ha pedido que quienes antepongan sus intereses personales al de la corporación, desistan de su postura y trabajen para llevar a la Cámara a esa nueva etapa “que la deje preparada para cuando se haga la ley de la Junta de Andalucía” relativa al funcionamiento de las Cámaras de Comercio.

Así, lo vivido anoche en la corporación empresarial queda para Cuerva como “un voto de confianza. Si la mayoría no quiere que me vaya será por algo. No existe un desgobierno en la Cámara, sí puede se estemos de acuerdo o no en las cosas que se están haciendo”, cerraba el presidente de la institución, quién además argumentó en su defensa los aplausos que varios trabajadores de la Cámara le dedicaron a su salida del pleno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *