Lunes, 23 Octubre, 2017

            

Cuenta atrás para el proyecto de reconstrucción de Santa Adela, que se ahoga en la burocracia

El 1 de octubre el Ministerio de Fomento debe tener sobre su mesa el plan del Ayuntamiento de Granada para reconstruir el barrio, un plan atascado entre Granada y Sevilla, para unos por requerimientos técnicos y para otros, por falta de voluntad política

Rivas, Cuenca y Puentedura, en su intervención | Foto: Carlos Gil


image_print

Una semana es el tiempo que resta para que el Ayuntamiento de Granada haga llegar a la Junta de Andalucía su proyecto de reconstrucción -también llamado erróneamente de rehabilitación-, para el barrio de Santa Adela, en el corazón del Zaidín. En estos siete días, administración local y autonómica deben limar detalles técnicos de cara a que el proyecto pase el filtro del Ministerio de Fomento, quien en última instancia será el que dé el visto bueno para que el flujo de dinero del Gobierno Central llegue a Granada y haga posible darles a cientos de vecinos unas viviendas dignas del primer mundo, algo que a día de hoy no tienen. Pero haciendo buena la norma, el eterno enganche entre Junta y Ayuntamiento amenaza por echar por tierra años de lucha vecinal. Y el tiempo se acaba.

DE LOS DETALLES TÉCNICOS A LOS POLÍTICOS

En una rueda de prensa conjunta en la que han participado representantes del PSOE, Vamos, Granada e IU, se han vuelto a poner sobre la mesa las trabas que podrían dar al traste con el proyecto para Santa Adela. “Hay que ser serios y rigurosos y dejar de engañar a los vecinos, como lleva mucho tiempo haciendo el PP”, ha afirmado Paco Cuenca, quien destaca que el actual plan municipal no cumple con los requisitos del Plan Estatal de Vivienda. Según ha recordado el socialista, la intención del Ayuntamiento es utilizar el mismo plan que ya se hiciera en las primeras dos fases de la remodelación del barrio, un plan que ahora no serviría puesto que al estar sujeto a aprobación ministerial, las viviendas construidas no podrían ser libres, sino de Protección Oficial, un punto este, que por el momento no se contempla en el proyecto. De ahí la negativa de la Junta de Andalucía a elevar el plan a Fomento, aunque la realidad tiene otras aristas.

Para la representante de Vamos, Granada, Pilar Rivas, la verdadera causa de que el proyecto siga atascado es que “no hay na predisposición a que eso se resuelva; es un continuo delegar en la otra administración. Se hace política de cara a los medios pero a fectos prácticos no veoms avanzar el proyecto y los plazos se nos han echado encima”.

Más tajante aún ha sido el portavoz de IU, Paco Puentedura, para quien ha habido “tiempo más que suficiente para que los responsable políticos de ambas administraciones se sienten con sus técnicos y solucionen cualquier requerimiento”. Así, el líder de izquierdas ha recordado que el proyecto lleva esperando en la puerta de la Consejería de fomento desde Febrero, a la cual se le requiere desde esa fecha un informe que pormenorice los problemas técnicos a solucionar. “La delegación de Fomento no sólo no ha dado una posición sobre ese documento sin oque nos encontramos con que, desde Sevilla, se plantean los mismos reparos que en las reuniones políticas, donde se decía que estaba todo aclarado”. De esta forma, Puentedura advierte que “detrás de esta situación lo que haya es la voluntad política de buscar excusas técnicas para que el proyecto no salga adelatne, porque en el momento en que salga, eso obliga a compromisos financieros”.

De ver la luz el proyecto final, efectivamente sería la administración local la que debería de aportar una inversión todavía no especificada, junto con el Ministerio de Fomento y la propia Junta de Andalucía, a la que este medio ya preguntó si estaría dispuesta a participar económicamente de esa reconstrucción y afirmó no negarse a ello.

EL AYUNTAMIENTO, CONFIADO

Por su parte y a consultas de este medio, la concejal de Urbanismo Isabel Nieto, explica que desde el Ayuntamiento de Granada se muestran confiados en que el proyecto saldrá adelante, dado que cumple los requisitos demandados por el Plan Estatal de Vivienda.

Según Nieto, es falso que las ayudas del Ministerio de Vivienda vengan condicionadas por el tipo de inmueble que se construya: “el Plan Estatal de Vivienda” no exige que se sean viviendas de protección oficial”.

Así, tras la reunión que hoy mismo han mantenido los técnicos del Ayuntamiento de Granada y los de la Junta de Andalucía, es ahora el Consistorio de la capital el que debe remitir por escrito el proyecto, que aclara ya qué tipo de régimen tendrán las viviendas. En este sentido, desde la concejalía de Urbanismo se adelanta que no serán viviendas de protección oficial pero sí tendrán límites para evitar la especulación, como el derecho de tanteo de los vecinos, una limitación de precio… “garantías”, resume Nieto.

Además, la responsable municipal pide que se invite al Ayuntamiento a la comisión que determinará si Santa Adela terminará por beneficiarse o no de las Ayudas del Plan Estatal: “queremos explicar cualquier duda que puedan tener los técnicos; aunque no tengamos voto sí queremos tener voz”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *