Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Cuenca (PSOE) confía en que tras declarar ante el juez se acabe "el numerito" montado por el PP

Según el candidato: Torres Hurtado lo que quiere es "emponzoñar y enturbiar"

Foto: ArchivoGD


image_print

El portavoz del grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada y candidato socialista a la Alcaldía de la capital, Francisco Cuenca, ha confiado en que, una vez que declare este martes ante el juez imputado por posible denuncia falsa, acabe “el numerito” montado por el alcalde, José Torres Hurtado, y en la ciudad “se hable de los problemas de la gente” y no de “líos judiciales”.

Así lo ha manifestado a los periodistas antes de entrar en el Juzgado de Instrucción 4 de Granada, donde ha sido citado a declarar junto a otros tres compañeros de grupo municipal –después de que este lunes declararan cuatro concejales socialistas más– por posible denuncia falsa a raíz de la querella que presentaron en su día contra el alcalde, por una operación urbanística relacionada con la urbanización del Cerrillo de Maracena, en el marco de una causa por prevaricación y que fue archivada.

Cuenca ha vuelto a reiterar, como ya hiciera este lunes, que llega a los juzgados a “dar la cara” y “con la cabeza alta”, con la convicción de que todo el grupo municipal lo que hizo fue “cumplir” con su obligación, que fue “denunciar aquellas prácticas que han llevado a este país y a esta ciudad a la situación económica que sufrimos mucha gente, que ha habido algunos que han jugado con los intereses de los ciudadanos, que han jugado a especular con el suelo de Granada”.

En ese sentido, ha incidido en que en el caso que denunciaron hay “hechos objetivos”: que hay un solar, que no hay Palacio de Hielo, que no existe el dinero “que tenía que haber en las arcas municipales”, y que todo tenía que investigarse.

Los concejales citados para este martes –además de él el secretario local del PSOE en Granada capital, José María Rueda, y los ediles Baldomero Oliver y Miguel Ángel Fernández Madrid– han acudido a los juzgados en el autobús de la Línea de Alta Capacidad (LAC), no “en coches oficiales” y sin “esconderse”.

“Lo hacemos con la convicción de que hacemos lo que tenemos que hacer, que es defender el interés de los granadinos”, ha mantenido el candidato socialista, que ha hecho hincapié en que este lunes no acudió al juzgado el abogado del alcalde.

“Es es posiblemente porque lo que le interesa es el número, la foto, la presión y sobre todo, y lo que es más importante y lamentable, que hablemos de estas historias, de estos líos y que no hablemos de lo que le importa a los granadinos: que la gente no tiene para llegar a fin de mes, que autónomos, empresarios y desempleados están asfixiados, que esta ciudad es un desastre en los servicios y que los barrios están indignos. Eso prefiere Torres Hurtado, que no habemos de nuestro proyecto de ciudad y nuestras soluciones”, ha sostenido.

En su opinión, Torres Hurtado lo que quiere es “emponzoñar y enturbiar”. Por ello, le ha pedido que, “una vez terminado el numerito que pretende” se hable “de lo que le interesa a la gente”: “de qué vamos a hacer a partir de junio para que la gente pueda vivir un poquito mejor en Granada”.

Sobre las declaraciones de este lunes, Cuenca ha explicado que las ediles citadas explicaron todo el procedimiento y expusieron las dificultades que tuvieron para acceder el expediente, en un Ayuntamiento que “es de los más oscuros de España”. “Vimos que había un movimiento especulativo significativo, teníamos indicios de delitos, y lo que tiene que hacer cualquier persona y cualquier ciudadano cuando ve indicios de delito que va en contra de todos los granadinos tiene que denunciarlos. Eso es lo que hicimos”, ha reiterado.

Además, ha aludido al hecho del reciente archivo de la denuncia del PP contra él por supuesto trato de favor a su pareja sentimental cuando era delegado de Innovación y ha dicho que, en contra de lo que ha hecho el alcalde, no se ha planteado denunciarlo por denuncia falsa.

Todo, pese a la “persecución personal” a la que afirma haber sido sometido durante estos años, a él y a su familia, “con querellas permanentes, con presión y con auténticas barbaridades” que se han dicho a través de los medios de comunicación. “Motivos para denunciar tendríamos, pero venimos con la cabeza muy alta, con una petición clarísima: se ha acabado el numerito y a partir de ahora a hablar de los problemas de la gente, que dejen de enturbiar”, ha concluido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *