Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

Cuenca exige que la línea del cementerio se mantenga pasado el día de los Santos

El portavoz socialista se hace eco del malestar ciudadano por la supresión de la antigua línea 13 | Insiste en que el actual minibús C4 “es insuficiente y no ofrece garantías de accesibilidad sobre todo a los mayores, principales usuarios y afectados por los múltiples transbordos”.

Paco Cuenca en su visita al cementerio de Granada


image_print

El portavoz del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada, Paco Cuenca, ha exigido hoy al alcalde, José Torres Hurtado, que mantenga la antigua línea 13 al cementerio, que ha sido recuperada “como refuerzo durante 15 días coincidiendo con la festividad de Todos los Santos”. Cuenca se hizo eco “del malestar ciudadano por la desaparición de la línea tras la puesta en marcha del nuevo plan de Movilidad” y recalcó que “la línea C4 es insuficiente y no ofrece garantías de seguridad, ni accesibilidad para los principales usuarios que son los mayores granadinos”.

El socialista lamentó que “de manera torticera, el PP lance informaciones a medias que han creado la falsa esperanza de que el Ayuntamiento recupera esta línea, aunque la verdad es que solo lo hará por dos semanas con motivo de la festividad de los difuntos”.

Así, el socialista reiteró su petición y advirtió que “de no ser así, vamos a tener que iniciar otra recogida de firmas en la puerta del cementerio para que sean los granadinos los que le diga a la cara a Torres Hurtado que basta ya de experimentos perversos”.

Para Cuenca, “es intolerable la manera de gestionar del PP que, con la broma de la LAC y su nefasto plan de Movilidad, ha cerrado EMVYSSA y ha tenido que vender EMUCESA”. La consecuencias “de esta decisiones lesivas para los intereses de los granadinos se traducen en que, en estos momentos, el cementerio no tenga vigilancia privada, explicó el edil, quien recordó que “EMUCESA era una empresa municipal que daba beneficios anuales a los granadinos”.

Cuenca puso de manifiesto que “mientras la empresa que se ha quedado con la gestión del cementerio hace negocio reforzando el personal del camposanto para realizar los cobros de los recibos, incluso en fin de semana, por otro lado, ha dejado sin vigilancia privada el recinto, lo que supuesto el despido de trabajadores”.

El socialista recordó que con la privatización de empresas públicas lo único que se obtiene es que “los usuarios pasen a ser clientes, los servicios, mercancías, y el servicio público quede reducido a una cuestión de rentabilidad económica, por encima de los derechos, el empleo y la dignidad de los granadinos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *