Viernes, 24 Marzo, 2017

Cuenca da la voz a los vecinos de Marín Ocete afectados por la parada de cientos de autobuses

El portavoz socialista se reúne con los vecinos de Rector Marín Ocete quienes afirman “estar dispuestos a todo para acabar con la estación de autobuses metropolitanos y urbanos que les ha puesto el Ayuntamiento tras la implantación de la LAC”

Concejales del PSOE


image_print

El portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Granada, Paco Cuenca, se ha comprometido hoy con los vecinos de la calle Rector Marín Ocete, a buscar una solución al problema que les ha generado el alcalde, José Torres Hurtado, tras desviar todo el tráfico e ubicar la parada principal de cientos de autobuses metropolitanos y urbanos en esta calle tras la implantación de la LAC. El socialista apuntó que el nuevo plan de Movilidad del PP ha convertido este vial en un punto negro al igual que ha ocurrido en la zona de Violón donde “los vecinos están también en pie de guerra”.

Para Cuenca, lo preocupante es que “justo en la calle está el colegio Luís Rosales, donde el profesorado ya ha alertado del aumento de la  contaminación acústica y del aire”. Al respecto, el socialista se refirió a los problemas de seguridad de una calle que “ha visto incrementado el flujo de coches junto a un centro escolar para permitir el paso de la LAC por Constitución, con granadinos soportando desde sus casas el ruido de motores encendidos desde las 6:15 de la mañana”.

Cuenca apuntó que, “por desgracia, el PP voto en contra el pasado 18 de marzo a hacer una revisión del plan y atender las quejas de los miles de granadinos que están padeciendo las consecuencia de un nuevo sistema ejecutado en los despachos totalmente de espaldas a la gente”. El socialista lamentó que “Torres Hurtado siga intentando tapar la realidad enfrentándose no solo a nosotros y cuestionándonos por escuchar a la gente, sino que ha pasado la línea de dilapidar a los granadinos que sufren las consecuencia de su mala gestión”.

Junto a Cuenca, estuvieron presentes los presidentes de las comunidades de vecinos de los edificios de Rector Marín Ocete, quienes relataron “el suplicio por el que están pasando”. Como portavoz, Antonio Espantaleón, afirmó que “nos hemos reunido con los responsables de Ayuntamiento quienes no nos han dado una solución al problema”.

Espantaleón se refirió además al aumento de los índices de contaminación y relató como “los docentes del colegio Luís Rosales ya han dado la voz de alarma”. En concreto, explicó como “las cortinas de la aulas literalmente están negras a causa de los gases de los motores de los cientos de autobuses que durante el día para en la puerta”.

Los vecinos tildaron de “lamentable” que, en un momento en que todas las ciudades europeas trabajan para acabar y disminuir la contaminación, el Ayuntamiento haga todo lo contrario afectando nuestra calidad de vida y “perjudicando nuestra salud”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *