Lunes, 16 enero, 2017

Cuba y EEUU restablecen sus relaciones diplomáticas

Con la reapertura de las embajadas, Estados Unidos y Cuba reanudan sus relaciones diplomáticas, rotas en 1961

cuba eeuu


image_print

Los gobiernos de Cuba y Estados Unidos han restablecido este lunes sus relaciones diplomáticas, poniendo fin a más de 50 años de distanciamiento, después de que el acuerdo anunciado el mes pasado haya entrado en vigor en la medianoche de este domingo.

Este hecho histórico será conmemorado públicamente en la tarde de este lunes cuando las autoridades cubanas reabran su Embajada en Washington e izen su bandera.

La sección de intereses estadounidense en La Habana anunciará su conversión en Embajada a través de un comunicado, si bien el izado de la bandera no tendrá lugar hasta que el secretario de Estado, John Kerry, viaje a la isla en agosto.

Las autoridades cubanas preparan una ceremonia “breve, solemne y emotiva” para celebrar la reapertura de la Embajada cubana en el 2630 de la Avenida 16 de Washington, en un acto que tendrá lugar a las 10.30 horas (16.30 horas en la España peninsular).

En la ceremonia estarán la subsecretaria de Estado norteamericana, Roberta Jacobson, y el ministro de Relaciones Exteriores cubano, Bruno Rodríguez, quien posteriormente se reunirá con Kerry.

Como dato curioso, se ha instalado en la fachada del edificio, a la altura del segundo piso, la bandera que fue arriada el 3 de enero de 1961, cuando Estados Unidos rompió las relaciones con Cuba. La bandera fue guardada por una trabajadora de la Embajada, que luego la entregó a las autoridades cubanas y que ahora ha vuelto a su ubicación original.

Con la reapertura de las embajadas, Estados Unidos y Cuba reanudan sus relaciones diplomáticas, rotas en 1961, apenas seis meses después del histórico anuncio realizado por los presidentes de ambos países, Barack Obama y Raúl Castro, tras 18 meses de negociaciones en la sombra.

El presidente estadounidense, Dwight Eisenhower, cerró la Embajada de Estados Unidos en La Habana el 3 de enero de 1961, casi tres semanas antes de la fecha en que el mandatario electo John F. Kennedy tenía previsto tomar posesión del cargo.

En medio de fuertes tensiones, en abril de 1961, Kennedy dio luz verde a una invasión militar contra Cuba, organizada por Estados Unidos y con participación de exiliados cubanos. El ataque por la Bahía de Cochinos, en el oeste de la isla, fracasó y reforzó la posición de Fidel Castro en su país y en el extranjero.

El restablecimiento de las relaciones diplomáticas debe ser ahora el punto de partida para la normalización de las relaciones en todos los ámbitos, pero la persistencia del embargo económico impuesto por Estados Unidos sobre la isla supone un importante obstáculo en el camino. La devolución de la base militar de Guantánamo, que Estados Unidos tiene alquilada desde 1903, también podría ser otro escollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *