Miércoles, 21 de Noviembre de 2018

            

Cuatro piezas para una línea de tres

El buen partido de Pozo y Fede Vico ante el Almería hace crecer el debate sobre la media punta, en la que Vadillo y Puertas han sido indiscutibles

Fede Vico conduce el balón durante el partido ante el Almería | Foto: Antonio L. Juárez
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

Diego Martínez parece tener cada jornada más claro su ‘once’ titular. El entrenador del Granada CF ha conseguido construir un sistema en el que, si bien es cierto que los cambios funcionan, las piezas parecen inamovibles. Pocos se plantean ya una zaga sin Germán, José Antonio Martínez o Álex Martínez, y menos aún piensan en un centro del campo sin el binomio formado por Montoro y Fede San Emeterio. Rui Silva es un fijo; Quini y Víctor Díaz pelean por el lateral derecho, aunque el sevillano parte con ventaja; y Ramos, pese a que Rodri fue titular en el último encuentro, cuenta con la confianza del técnico rojiblanco. Sin embargo la línea de la media punta, por buen rendimiento de sus habitantes, mantiene abierto el debate.

El conjunto granadino cuenta con cuatro jugadores para ocupar las tres plazas que conforman dicha parcela, y todos ellos han cuajado un gran comienzo de temporada. Vadillo y Puertas, hasta la fecha, han sido indiscutibles, mientras que Fede Vico vio cómo un explosivo Pozo le adelantaba sin ni siquiera indicarlo. La disyuntiva, hasta ahora, ha tenido en su epicentro a los dos últimos, pero su buen rendimiento podría incluso hacer tambalear el pedestal en el que se encuentran el gaditano y el almeriense.

El pasado sábado, Vico salió de inicio después de partir desde el banco en las tres jornadas anteriores, en las que Pozo ocupó su lugar sobre el césped. Regresó, de esta manera, el trío ofensivo que durante las siete primeras jornadas había generado la mayor parte del peligro granadinista, y lo hizo con buena nota. La velocidad y movilidad del cordobés, de Puertas y de Vadillo desbarataron en numerosas ocasiones la defensa del conjunto indálico y estuvieron cerca de hacer llegar el gol rojiblanco.

Pero este no llegó hasta que entró Pozo. El hervense saltó al terreno de juego con Vico aún sobre el césped y, ya fuese por su influencia o por desgaste del rival, los mejores momentos almerienses llegaron a su fin. Con él, el Granada recuperó presencia en el área rival y empezó a sumar llegadas. Además, anotó de cabeza el tanto del triunfo nazarí, tras un centro teledirigido de Fede Vico que redondeó así su gran actuación individual.

Los credenciales que presentan para optar a una plaza en el ‘once’, a priori, podrían ser suficientes para hacerles valedores de la titularidad, pero la realidad es diferente. Álvaro Vadillo y Antonio Puertas son fijos para Diego Martínez, y han mostrado ya sobre el césped por qué lo son.

Vadillo es uno de los principales activos del Granada CF en ataque. En lo que va de campeonato, el gaditano ha aportado dos goles y tres asistencias, parcela esta última en la que, igualado con Montoro, es el más destacado. Además, es el jugador de la plantilla que más ha disparado en estas primeras 11 jornadas (19 tiros). Pero su rendimiento ofensivo no solo se mide en estos registros, ya que de sus botas nace la mayor parte del peligro nazarí.

Y si el rendimiento de Vadillo es bueno, el de Puertas no se queda atrás. El almeriense, aunque acumula tres partidos consecutivos sin marcar, es el máximo goleador del equipo. Su renovada versión ha sorprendido a propios y a extraños y le ha convertido en el máximo exponente de la mentalidad que Diego Martínez ha imprimido al equipo. Seis tantos y una asistencia ha sumado el ’10’ rojiblanco en lo que va de temporada, aunque intangible resulta, además, el esfuerzo que realiza en cada encuentro.

Ninguno de los cuatro jugadores en cuestión se lo pone fácil a Diego Martínez, aunque el técnico no debe estar especialmente preocupado por ello. Este ‘bendito dilema’ no hace más que ofrecer distintas alternativas al equipo, que, como ha hecho hasta ahora, puede adaptar su alineación, y concretamente su media punta, a cada partido. El próximo, en Zaragoza, permitirá vislumbrar si los argumentos de Vico y Pozo son suficientes para mandar al banquillo a Vadillo o Puertas o, por el contrario, deben seguir pugnando por acompañar a estos dos últimos.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.