Miércoles, 25 Abril, 2018

            

Cuatro partidos, cuatro alineaciones

Pedro Morilla ha variado el 'once' en todos los encuentros que ha dirigido al Granada CF | Solo ha mantenido intacto el sistema

Pedro Morilla da instrucciones durante un entrenamiento | Foto: Archivo GD
Chema Ruiz España | @Chema_Ruiz22


image_print

Pedro Morilla no da con la tecla que permita ver la mejor versión del Granada CF. Su llegada al banquillo nazarí se produjo con el objetivo de hacer reaccionar a un equipo que había encadenado tres derrotas consecutivas. Sin embargo, los errores que entonces se cometían siguen existiendo y las carencias del equipo se han acentuado, algo que el técnico rojiblanco no ha conseguido remediar pese a haber puesto en conformado hasta cuatro ‘onces’ diferentes en los cuatro encuentros que ha disputado.

Las bajas que han lastrado al Granada CF durante los útimos encuentros marcaron el inicio del baile en las alineaciones de Pedro Morilla. En su primer encuentro, el técnico nazarí sorprendió al dar entrada de inicio a Puertas, Hjulsager, Quini y Germán Sánchez. Varas ocupó la portería, algo constante en los cuatro choques, y por delante tuvo, además de a los ya mencionados Quini y Germán, a Chico Flores y Álex Martínez. Montoro formó pareja con Kunde en el centro del campo, con Agra en la banda contraria a la ocupada por Hjulsager y Joselu como ‘9’.

En dicho encuentro, Morilla sumó su hasta ahora única victoria, gracias a un gol en el último suspiro de Espinosa, que había entrado en el segundo tiempo.

En su segundo partido, Morilla optó por una alineación muy similar a la que dibujó ante el Numancia. Hjulsager y Agra fueron sustituidos por Pedro y Espinosa, mientras que el resto se mantuvo invariable. El resultado, en esta ocasión, no fue favorable al conjunto rojiblanco, que sufrió una dura derrota por 3-2 ante el Lorca, equipo que comenzó el partido como colista de la categoría.

El regreso a Los Cármenes volvió a acarrear una alteración en la propuesta inicial del técnico nazarí. Esta, la más profunda, tuvo como principales novedades a Sergio Peña y Rey Manaj, aunque también fue el retorno de Agra, Alberto Martín y Víctor Díaz a la alineación. Finalmente, el equipo arañó un punto ante Osasuna gracias a un gol de Montoro en el 64′ que equilibró el tanto inicial de Xisco tras un fallo de Javi Varas.

La visita al Sevilla Atlético, que ha sido el último encuentro disputado por el conjunto nazarí, tampoco ha quedado exenta de cambios. Saunier regresó al centro de la zaga, mientras que Agra y Pedro ocuparon las bandas, quedando en el banquillo, por primera vez desde la llegada de Pedro Morilla al primer equipo, Antonio Puertas.

El empate a cero en el campo del colista, unido al regreso de Darwin Machís y los buenos minutos de Adrián Ramos, hace esperar, de nuevo, rotaciones en el ‘once’ nazarí de cara al encuentro ante la Cultural Leonesa.

PATRÓN EN LOS CAMBIOS

En cuanto a las sustituciones en el segundo tiempo, Morilla ha seguido, hasta ahora, un patrón que solo en dos ocasiones le ha ofrecido la reacción necesaria para sumar algo positivo. El técnico nazarí siempre ha dado entrada a un extremo, un centrocampista o un mediapunta, y a un delantero -en el encuentro del Numancia no introdujo ningún ‘punta’, sino que puso en el campo a los dos anteriores-. Pedro, Joselu y Baena son los jugadores que han saltado al campo desde el banquillo en más ocasiones, con dos cada uno, seguidos de Puertas, Sergio Peña, Agra, Rey Manaj, Espinosa y Ramos, que se han incorporado desde el banquillo en una ocasión.

UN SISTEMA DEFINIDO

Sin embargo, pese a todos los cambios propuestos en las alineaciones de Morilla, el sistema de juego ha permanecido inmutable. Desde que cogió el mando del equipo, Morilla ha dado continuidad al 1-4-2-3-1 habitual en la etapa de José Luis Oltra al mando del conjunto nazarí.

En cambio, en los últimos tres encuentros se ha visto obligado a modificar el dibujo durante el encuentro. Ante el Lorca y ante el Sevilla Atlético, el conjunto nazarí terminó jugando con un 1-4-4-2, mientras que en el choque frente a Osasuna acabó con un 1-3-5-2.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *