Jueves, 30 Marzo, 2017

Cuatro detenidos relacionados con la muerte de un joven cuyo cadáver fue hallado en plena calle

El cadáver fue encontrado hace unos días en San Antón



image_print

La Policía Nacional ha detenido a cuatro personas, tres hombres y una mujer, de edades comprendidas entre los 18 y 33 años, por su presunta relación con la muerte de un joven ucraniano de 19 años cuyo cadáver fue encontrado en la calle San Antón, en el centro de Granada, en la madrugada del pasado día 10.

Los investigadores apuntan a que el joven falleció por consumo de drogas en un domicilio de esa calle, y que tres de ellos lo arrastraron hasta la vía pública y abandonaron allí su cuerpo sin vida, mientras que el cuarto fue también cómplice –estaba durmiendo en la vivienda–, por lo que se les atribuye un posible delito de omisión del deber de socorro, además de otro de tráfico de drogas.

Según informa la Policía en una nota, los tres jóvenes que estaban con él en el momento de su fallecimiento, tomaron esa decisión posiblemente para ocultar una plantación interior de marihuana y otras drogas que había en la vivienda.

Fue el pasado día 10, sobre las tres y media de la madrugada, cuando una llamada alertó a la Policía Nacional de la aparición de un cadáver en la calle San Antón, lo que llevó a que se desplazaran al lugar varias unidades del Grupo de Atención al Ciudadano que acordonaron el lugar y activaron el protocolo por fallecimiento judicial.

Los policías determinaron que el cuerpo presentaba marcas de arrastre y localizaron una vivienda que supuestamente estaría relacionada con la aparición del cadáver. Al lugar se desplazaron agentes del Grupo de Homicidios y de Policía Científica que se hicieron cargo de las investigaciones.

Los datos recopilados por los agentes encargados de las investigaciones, del Grupo de Homicidios, así como las primeras impresiones de la Policía Científica, determinaron que el fallecido no presentaba signos de violencia externos, pero sí marcas de arrastre y que las causas de la muerte se debían supuestamente a consumo de drogas ya que sus órganos internos estaban bastante deteriorados, habiendo fallecido en el interior de un domicilio. Fue en ese domicilio donde, una vez registrado policialmente, se encontró una plantación interior de marihuana y otras drogas.

Todos los indicios apuntaban a que los tres de ellos, después detenidos, para ocultar esas sustancias, de madrugada arrastraron al fallecido hasta la vía pública, abandonándolo a unos 50 metros del portal donde se ubicaba la vivienda donde falleció para, seguidamente, alterar la escena donde murió el joven, borrando y ocultado indicios y señales de lo ocurrido que los agentes del Grupo de Homicidios consiguieron recuperar.

Los detenidos fueron puestos a disposición de la autoridad judicial, que han quedado en libertad con cargos, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *