Domingo, 22 Octubre, 2017

            

Cuatro alternativas para dos puestos

La gran actuación de Doucouré ante el Deportivo trastoca lo que parecía inquebrantable en el centro del campo rojiblanco

Krhin y Rubén Pérez durante un entrenamiento | Foto: Daniel Sánchez-Garrido
Daniel Sánchez-Garrido | @Danisgr


image_print

Doucouré se ganó a todo el granadinismo con el partido que jugó ante el Deportivo el pasado domingo. Debutó como titular en el once rojiblanco el mismo día que su nuevo entrenador, José González, entre otras cosas, provocado por las bajas de Rubén Pérez por sanción y Fran Rico por un proceso febril. El centrocampista cedido por el Watford abarcó todo el ancho de campo de Riazor y no dejó espacios para los centrocampistas más creativos del Deportivo, sin que éstos conectaran con Lucas Pérez, el hombre más peligroso de los gallegos.

Dux no se quedó tan solo en lo físico. Mostró buenas maneras para sacar el balón jugado, gran criterio moviéndolo y una asombrosa capacidad para aparecer en los lugares más insospechados de ataque para un centrocampista de corte defensivo. Quedó patente que su perfil es más de todocampista, un todoterreno. Incluso pudo haber disfrutado de una ocasión de gol en un contragolpe perfectamente llevado por Peñaranda y acabado de la peor forma por el propio venezolano, que decidió disparar cuando el bueno de Dux aparecía por el costado izquierdo totalmente solo.

doucoure-granadacf-entrenamiento

Dux, durante un entrenamiento | Foto: Daniel Sánchez-Garrido

Así, el francés no parece que pueda volver al banquillo el próximo jueves ante el Sporting de Gijón (20:00). La lógica y lo que se ha visto durante la temporada optaría como pareja del centro del campo a Rubén Pérez y Doucouré. El de Écija ha sido indiscutible durante toda la temporada con Sandoval al mando. El tramo de temporada en el que no estuvo debido a una lesión que sufrió ante el Villarreal se notó su ausencia. Su sacrificio y solidaridad con el compañero le han hecho clave, además de su buen manejo de balón para sacar el balón si es necesario.

Son dos puestos para cuatro jugadores. Fran Rico también oposita a uno de estos puestos. El gallego se ha ganado el sitio en esta segunda parte de la temporada. No contó mucho al comienzo para Sandoval, pero las lesiones y diversas bajas le abrieron la entrada al once y no la desaprovechó. Está en un gran estado de forma físico y su calidad tanto para mover el balón como para llegar al área y a la hora del golpeo es incuestionable.

Por último, Rene Krhin es otra de las opciones que maneja José González. El esloveno comenzó como titularísimo, se convirtió de uno de los ídolos de la grada. Nadie se esperaba que sería suplente a estas alturas de la temporada, pero una inoportuna lesión justo antes de un partido ante el Athletic Club de Bilbao le sacó del once. Desde esta lesión no ha vuelto a ser el mismo, y a pesar de contar con algunos partidos en los que ha salido de titular no convenció. Ante el Deportivo volvió a dar una buena versión, aunque todavía lejos de partidos inmensos a principio de temporada como por ejemplo en el Santiago Bernabéu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *