Sábado, 21 Abril, 2018

            

Cuando rayos y ciclones pusieron en alerta a la Alhambra

A finales del siglo XIX, el monumento nazarí se enfrentó a fenómenos meteorológicos que dañaron su estructura

Recorte de la noticia en la Hoja Oficial del Lunes (1956) en la que se recuerda la tormenta que afectó a la Alhambra
Redacción GD


image_print

Hace un par de semanas, un fuerte temporal azotó Granada capital. Las fuertes rachas de viento llegaron a arrastrar contenedores e, incluso, a arrancar de cuajo árboles en varias zonas de la ciudad. La inclemencia del tiempo se cebó con toda la provincia dejando campos anegados y estructuras dañadas.

La Alhambra también guarda en su memoria temporales devastadores, que no pasaron desadvertidos en las estructuras del propio monumento nazarí. Según se puede leer en una de las publicaciones de la Hoja Oficial del Lunes, de 1956 , en su sección ‘efemérides granatenses’ (un apartado que dedicaba a recordar las efemérides de años y siglos anteriores), en el año 1881, según relata, “tres chispas eléctricas caídas ocasionaron daños en la Torre de la Vela, templo de Santa María de la Alhambra y Torres de Comares del palacio nazarí”.

Al año siguiente, en 1882, también un temporal causó sobresalto en el monumento nazarí. Según se relata en la Hoja Oficial del Lunes, en mayo de 1882 “un fuerte ciclón originó grandes daños en el bosque de la Alhambra”.
Pero las tormentas y los fuertes vientos no han sido los únicos protagonistas en la historia de ‘amenazas’ para la fortaleza nazarí. En abril de 1789, tres “violentos” terremotos sacudieron el monumento nazarí.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *