Sábado, 21 Octubre, 2017

            

Cuando la experiencia es un grado

Enfermeros que trabajan en Alemania informan a estudiantes de la UGR sobre su experiencia en el país germano

Una de las reuniones de los enfermeros granadinos | Foto: Antonio Ropero


image_print

Se ha demostrado un éxito en otras ediciones y por eso repiten este año. Enfermeros y fisioterapeutas que trabajan en las clínicas alemanas Medical Park vuelven a su antigua facultad en Granada para contar su experiencia a quienes, como ellos hace pocos meses, se plantean emigrar.

Es una estrategia sencilla: “buscamos que quien se una a nuestra empresa lo haga totalmente convencido, tranquilo y seguro de lo que va a hacer. En su mayoría son gente joven y es su primer empleo. Sabemos lo que supone dejar el país de origen y a la familia y por eso hacemos esto”. Quien habla es Christian Gores, gerente de las clínicas, que buscan a los profesionales españoles, sabedores de que se trata de los mejor formados, para que trabajen en su centros del país germano.

Ana Prados se marchó a Bad Wiessee (en el sur de la región de Baviera) el pasado mes de enero y se muestra encantada con la experiencia: “me ha servido para deshacerme de muchos prejuicios y la experiencia está resultando muy positiva”, asegura.

En esta tanda son once los alumnos de la Universidad de Granada que participan en el curso de alemán sufragado por Medical Park durante el último curso de carrera.

Ana y José han volado desde Alemania para contarles sus vivencias y responder a todas esas dudas que se les agolpan en la cabeza. Es el turno de las preguntas, de averiguar todo aquello que, por una u otra razón, nunca se le pregunta al empleador, pero que influye tanto o más que el sueldo cuando el trabajo está a miles de kilómetros.

Una distendida charla en la que se escucha de todo: desde cómo llevan el frio a si los jefes son ‘buena gente’. Desde si hay “marcha” en el lugar de destino a cuál es el estado de la residencia donde se alojan. Qué se hace los días libres, cómo llegar a Munich, qué tal la comida…

Pero también es momento para los temas serios: ¿es verdad todo lo que ofrece Medical Park?. Sueldos, homologación del título y lo más importante; si los enfermeros son tratados como tales o hacen labores que están por debajo de su cualificación.

Jose Aguado contesta tranquilo. Hace sólo tres meses que estaba sentado al otro lado de la mesa y sabe bien cómo se sienten sus compañeros en este momento.

Y así, poco a poco, se van uniendo los eslabones de una cadena que llega hasta Alemania. Medical Park sabe muy bien lo satisfactorio que ha resultado este intercambio de impresiones para quienes deciden enrolarse en esta aventura , lo que se suma a otra serie de beneficios tales como costear el curso de alemán – unos 6000 euros por alumnos – o los billetes de avión a Alemania cuando se marchan y el alojamiento en destino hasta que el Gobierno germano homologa sus títulos.

La recomendación más importante: que estudien mucho, mucho alemán. Cuanto más sepan, más fácil y rápida será su adaptación. Y que enfoquen la emigración como una oportunidad y no como un castigo. Son profesionales altamente cualificados y en Alemania se les valora por ello

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *