Lunes, 23 Octubre, 2017

            

CSIF Granada organiza unas jornadas para concienciar a los bomberos sobre los riesgos derivados de su trabajo

La Central Sindical considera que hay que apostar más por entornos saludables de trabajo y por la prevención real

Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

Distintos estudios confirman la relación existente entre ciertos tipos de enfermedades –como patologías cardiacas y cáncer- sufridos por miembros de los cuerpos de bomberos y su exposición a distintos contaminantes y gases tóxicos durante su actividad profesional. Por este motivo, los Sectores Autonómico y Provincial de Administración Local y la Secretaría de Prevención de Riesgos Laborales de CSIF han organizado unas jornadas informativas para mejorar las condiciones socio laborales de este colectivo.

La iniciativa, que se ha desarrollado esta mañana en las instalaciones del Parque Norte de Bomberos de Granada, ha contado con la participación de más de 100 profesionales inscritos, entre bomberos y policías. En ella, han estado presentes el presidente de CSIF Granada, Germán Girela, el presidente del Sector Autonómico de Administración Local de CSIF Andalucía, Juan Carlos Pérez, la Secretaria de Prevención de Riesgos Laborales de CSIF Andalucía, Rosario Delgado, y la concejala de Movilidad y Protección Ciudadana del Ayuntamiento de Granada, Raquel Ruz.

Girela ha recordado que “la prevención de riesgos no es una opción, sino una obligación y que todas las Administraciones deben ser conscientes de que es necesario apostar por entornos de trabajo seguros y saludables y por la prevención real”. Por su parte, Pérez ha afirmado que el sindicato CSIF “está haciendo una gran apuesta por la prevención, en especial por sacar adelante una normativa específica para el cuerpo de bomberos andaluces tal como se ha conseguido con el borrador de la Ley de Coordinación de policías locales de Andalucía que se encuentra en trámite parlamentario”. Por último, Ruz ha querido destacar “el alto grado de profesionalización, implicación y vocación del colectivo de bomberos de la provincia que se enfrenta a distintas dificultades como una edad media muy elevada -49 años- o la exposición a gases tóxicos derivada de su labor profesional”.

Durante más de cuatro horas, los profesionales de emergencias asistentes han comprobado de primera mano qué medidas de limpieza e higiene pueden llevar a cabo, a nivel individual y organizativo, para evitar o minimizar los riesgos a los que se enfrentan en su día a día. Para ello, las jornadas han contado con distintas ponencias sobre gases contaminantes, riesgos químicos o equipos de intervención y textiles. En todas ellas, se ha puesto de manifiesto que es durante las revisiones y el almacenamiento de este tipo de material cuando más aumenta la exposición a los contaminantes y cuando más se baja la atención en materia de prevención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *