Jueves, 19 Octubre, 2017

            

Críticas en EEUU a responsable sanitario por atribuir el nuevo caso de ébola a una “ruptura del protocolo”

La enfermera podría recibir una compensación o demandar al hospital si demuestra que éste actuó de forma negligente

Trajes de protección contra enfermedades infecciosas


image_print

Algunos expertos sanitarios han criticado a un alto cargo en la materia del país tras afirmar que la enfermera contagiada por ébola tras atender a un paciente enfermo con el virus no cumplió con el protocolo, afirmando que el caso lo que demuestra es que los hospitales del país están lejos de contar con personal adecuadamente formado para combatir el mortífero virus.

El director de los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, el doctor Thomas Frieden, atribuyó a una “ruptura del protocolo” el contagio y pidió que se investigue cómo la enfermera, que no ha sido identificada, se contagió mientras atendía al liberiano Thomas Eric Duncan, el primer paciente con ébola diagnosticado en Estados Unidos y que falleció la semana pasada en el Hospital Presbiteriano de Texas.

Expertos sanitarios y de control de infecciones han afirmado que el personal de los hospitales tiene que ser entrenado sobre las fases de tratamiento de un paciente con ébola, asegurándose de que cuentan con el equipo de seguridad adecuado y saben cómo usarlo adecuadamente para evitar el contagio.

No está claro por ahora si el hospital de Texas preparó a su personal con simulacros antes de ingresar a Duncan, pero un reciente s ondeo entre enfermeras en todo el país sugiere que muy pocas han sido informadas sobre cómo prepararse ante el ébola.

Algunos expertos también han puesto en duda la afirmación de los CDC de que cualquier hospital estadounidense está preparado para tratar a pacientes con ébola. Dado el nivel de entrenamiento necesario para realizar el trabajo de forma segura, las autoridades sanitarias estadounidenses deberían considerar designar un hospital en cada región como centro de referencia para el ébola, defienden.

“HAY UN FALLO DEL SISTEMA”

“Uno no designa un chivo expiatorio y le responsabiliza cuando hay un brote de una enfermedad”, ha lamentado Bonnie Castillo, enfermera y experta en asistencia en desastres en National Nurses United, que sirve tanto como sindicato como asociación profesional de las enfermeras en Estados Unidos. “Hay un fallo del sistema, eso es lo que tenemos que corregir”, ha añadido.

En los últimos meses, los CDC han publicado guías detalladas sobre cómo gestionar varios aspectos del ébola, desde las muestras de laboratorio pasando por los desechos infecciosos al uso adecuado del material de protección. Sin embargo, el modo en que esta información se comunica a los trabajadores varía, ha indicado Castillo.

En muchos casos, los hospitales “cuelgan algo en el tablón de información remitiendo a los trabajadores y enfermeras a las directrices de los CDC. Así es como uno sabe cómo practicar y convertirse en experto”, ha añadido.

LOS CDC SE DEFIENDEN

El portavoz de los CDC, Tom Skinner, ha señalado que la agencia todavía está investigando el caso de la enfermera de Dallas, pero ha subrayado que “el cumplimiento meticuloso de los protocolos” es clave a la hora de gestionar el ébola. “Un ligero desliz puede tener como resultado que alguien se contagie”, ha advertido.

Según Skinner, los CDC van a incrementar sus esfuerzos de formación y entrenamiento sobre cómo priorizar y gestionar a los pacientes, y podrían considerar la designación de hospitales específicos en cada región como instalación para el tratamiento del ébola.

“Hemos estado haciendo mucho en los últimos meses, pero claramente hay más que hacer”, ha afirmado. “La idea de trasladar posiblemente a los pacientes diagnosticados con ébola a estos hospitales no es algo que esté descartado y es algo que podríamos analizar”, ha admitido.

OTRAS CRÍTICAS

El doctor Gavin Macgregor-Skinner, experto en preparación en materia de salud pública en la Universidad Estatal de Pennsylvania también se ha mostrado en desacuerdo con responsabilizar de forma indirecta a la enfermera.

“Creo que es un error”, ha afirmado Macgregor-Skinner. “No les hemos dado un programa nacional de entrenamiento. No les hemos dado los expertos necesarios que ya han trabajado en hospitales con ébola”, ha añadido, en referencia al personal de los hospitales.

Expertos legales han indicado que la enfermera de Dallas podría pedir una compensación, si el hospital tiene seguro de compensación para sus empleados. Si no lo tiene, tendría derecho a demandar al hospital por daños en virtud de la legislación de Texas, ha explicado Jay Harvey, un abogado de Austin, Texas.

Su capacidad para demostrar que el hospital actuó de forma negligente, por ejemplo, no ofreciendo el entrenamiento adecuado, sería clave para ganar dicha demanda, ha subrayado Harvey.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *