Sábado, 21 enero, 2017

Creer en el libre albedrío es fundamental para sentirse uno mismo

Cuando disminuye la creencia de una persona en el libre albedrío o la libre elección le lleva a sentirse menos como su verdadero ser, según propone un estudio reciente publicado en 'Social Psychological and Personality Science'

Mujer pensando | Foto E.P.
E.P.


image_print

Cuando disminuye la creencia de una persona en el libre albedrío o la libre elección le lleva a sentirse menos como su verdadero ser, según propone un estudio reciente publicado en ‘Social Psychological and Personality Science’.

En un par de experimentos, investigadores de la Universidad de Texas A & M, en Estados Unidos, manipularon las creencias de la gente en el libre albedrío para ver cómo esto podría afectar al sentimiento de los sujetos de su autenticidad, su sentido de sí mismos.

“La creencia en el libre albedrío tiene consecuencias verdaderamente importantes”, afirma la autora principal de la investigación, Elizabeth Seto, estudiante graduada en el Departamento de Psicología de la Universidad de Texas A & M. Estudios previos han demostrado que reducir al mínimo la creencia en la libertad de elección puede aumentar el engaño, la agresión y la conformidad y reducir los sentimientos de agradecimiento.

Otras investigaciones indican que sentirse alienado de su verdadero yo se asocia con un aumento de la ansiedad, la depresión y la insatisfacción. Por otra parte, conocer el verdadero yo influye positivamente en la autoestima y el sentido de un significado en la vida.

Para influir en la sensación de libre albedrío, se separó al azar a cerca de 300 participantes en grupos y escribieron acerca de las experiencias que reflejaban el libre albedrío o mostraban una falta de libre albedrío. Luego, se les plantearon preguntas para evaluar su sentido de sí mismo, lo que reflejó que los del grupo con baja creencia en la libertad de elección mostraron significativamente mayores sentimientos de auto-alienación y baja auto-conciencia que aquellos en el grupo de elevado libre albedrío.

En un estudio de seguimiento, un grupo de tamaño similar de participantes experimentó la misma manipulación de la libertad de elección y luego se le presentaron dos opciones: guardar un dinero para sí mismos o donarlo a una organización benéfica. Después de que tomaron su decisión, los investigadores les preguntaron cómo se sentían realmente acerca de su decisión. Los participantes en el grupo con baja creencia en la voluntad libre reportaron menos autenticidad durante la tarea de toma de decisiones que sus contrapartes con alta creencia en la libre elección.

“Nuestros hallazgos sugieren que parte de ser quien eres está en experimentar una sensación de voluntad y sentirse como si tuvieras el control de las acciones y los resultados en tu vida –dice Seto–. Si las personas son capaces de experimentar estos sentimientos, pueden llegar a estar más cerca de su propia verdad o núcleo”.

Sus siguientes pasos son examinar más directamente la forma en que esto puede influir en los comportamientos inmorales. “Cuando experimentamos o tenemos una baja creencia en la libre elección y nos sentimos ‘fuera de contacto’ con lo que somos, podemos comportarnos sin un sentido moral –advierte Seto–. Esto es particularmente importante si tenemos un objetivo de mejorar la calidad de vida de los individuos y la sociedad en general”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *