Jueves, 25 Mayo, 2017

Crean un grupo de apoyo a los titiriteros detenidos y convocan concentración de protesta cada mes

La intención es "poner fin a todos estos abusos y desmanes judiciales, que han puesto en riesgo las libertades y los derechos sociales"

Foto: E.P
E.P


image_print

Un grupo de apoyo a Raúl García y Alfonso Lázaro, los dos titiriteros que permanecieron cinco días en prisión preventiva por enaltecimiento del terrorismo e incitación al odio en relación con una obra que interpretaron en los Carnavales de Madrid, se ha constituido en Granada con el objetivo de reivindicar su absolución y protestar por su situación, con concentraciones todos los días 5 de cada mes.

En un comunicado, sus impulsores justifican la creación de este grupo “desde la preocupación por la continuación y persistencia en el absurdo proceso judicial contra los dos titiriteros de la compañía Títeres Desde Abajo”, y con el objetivo de pedir “el sobreseimiento del caso y el definitivo fin de una denuncia penal que está poniendo en ridículo, en todo el mundo, el sistema judicial del Estado español”.

Asimismo, ya que el día 5 de cada mes, el titiritero Alfonso Lázaro tiene que firmar obligatoriamente en los juzgados, puesto que persiste su prohibición de salir al extranjero con la retirada de su pasaporte, este grupo ha convocado todos los días 5 de cada mes a las 12,00 horas una protesta frente a los juzgados de La Caleta.

La intención es “poner fin a todos estos abusos y desmanes judiciales, que han puesto en riesgo las libertades y los derechos sociales, bajo la disparatada excusa de un enaltecimiento al terrorismo que sólo ha existido dentro de unas determinadas mentes de carácter intolerante y reaccionario”.

Los miembros de la compañía ‘Títeres desde abajo’ ingresaron en prisión provisional el pasado 6 de febrero tras representar la obra ‘La bruja y Don Cristóbal’ representada en el barrio madrileño de Tetuán con motivo de los carnavales, tras las quejas de un grupo de padres por supuestas escenas violentas y la exhibición de cartel con la leyenda ‘Viva Alka-ETA’.

Alfonso Lázaro y Raúl García quedaron en libertad el pasado 10 de febrero tras pasar cinco días en la cárcel de Soto del Real por un delito de enaltecimiento del terrorismo y otro contra los derechos fundamentales, después de que el juez Ismael Moreno admitiera un recurso de su defensa, con el visto bueno de la Fiscalía, y les impusiera comparecencias diarias en el juzgado más próximo a su domicilio, la retirada del pasaporte y la prohibición de salir del territorio nacional.

Con posterioridad, la Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional rebajó las comparecencias impuestas a los titiriteros al considerar que obligarles a presentarse diariamente en los juzgados más cercanos a su domicilio es “excesivo”.

En un auto hecho público el pasado 10 de marzo, los magistrados Alfonso Guevara, Ángeles Barreiro y Clara Eugenia Bayarri, ordenaron, en concreto que Lázaro, que sufre una “enfermedad altamente invalidante”, acuda a las dependencias judiciales una vez al mes mientras que el otro miembro de la compañía debería hacerlo cada 15 días.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *