Lunes, 29 Mayo, 2017

Contador confirma su recuperación en la etapa de ayer en Cumbres Verdes

Si Contador se marcaba como objetivo al inicio de la Vuelta ganar alguna etapa en la última semana, ayer presentó su candidatura a algo más

Alberto Contador


image_print

Las declaraciones de Contador en la meta de Cumbres Verdes no pudieron ser más elocuentes: “No esperaba ni mucho menos estar así, no me podía imaginar que hoy estuviese tan arriba en un final en alto, siendo encima la sexta etapa y sin tener las mejores sensaciones. Estoy realmente contento”. Palabras a las que quizá ni él mismo hubiera dado crédito hace apenas un par de semanas.

Y es que, desde que el pasado 14 de agosto anunciara su participación en la presente edición de la Vuelta Ciclista a España, muchas eran las incógnitas en torno a Alberto Contador. La caída sufrida en la décima etapa del Tour de Francia, descendiendo el Petit Ballon, dejó un corte profundo en su rodilla derecha y una fisura en la parte central de la meseta tibial de la misma pierna. Un día después estaba en Madrid y gracias a las gestiones realizadas por el Real Madrid, el ciclista de Pinto comenzó su tratamiento en la madrileña Clínica Cemtro, adscrita a los servicios médicos del equipo blanco.

Si bien se descartó la intervención quirúrgica, Contador debía tener especial precaución para que no se infectaran las heridas y no apoyar el pie durante quince días, lo que prácticamente descartaba su participación en la Vuelta. Esa puerta entreabierta entonces, dio paso a una recuperación casi milagrosa, sólo explicable en deportistas de élite.

Y sin embargo, la recuperación no ha estado exenta de contratiempos, ya que a la semana del accidente la herida se abrió. Un cirujano se desplazó desde Madrid hasta Lugano, ciudad de residencia del ciclista. Allí le practicó una nueva cura, retirando restos de piel muerta y pequeñas piedras que quedaron alojadas en la herida tras la cura de urgencia practicada en Francia, y que impedían una buena cicatrización. Desde entonces, a Contador se le vio rodar por los alrededores de su residencia suiza y, después de estar diez días rodando y tras poder subir un puerto sin dolor en su rodilla, anunciaba su participación en la ronda española.

En la Clínica Sin Más Dolor, especialista en el tratamiento del dolor, hacen hincapié en que la superación de una lesión radica no sólo en la rehabilitación de la movilidad, sino también en la eliminación o inhibición del dolor, tan incapacitante como la propia lesión que lo origina. Así, un ciclista de élite no puede rendir al máximo nivel si no retoma esas “buenas sensaciones”. En la Clínica Sin Más Dolor cuentan con, entre otros tratamientos, el inductor de analgesia Physicalm, ya aplicado en deportistas como el boxeador Sergio Maravilla Martínez .

Con Alejandro Valverde, Nairo Quintana, Chris Froome, Purito Rodríguez y un Alberto Contador camino de su mejor versión, la Vuelta depara grandes tardes de ciclismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *