Domingo, 23 Julio, 2017

            

Constituyen una plataforma contra el 'botellódromo' de Granada y exigen soluciones al problema

Los vecinos manifiestan que el barrio lleva "castigado" por los efectos del 'botellódromo', "ilegalizado en el resto de capitales andaluzas", durante ocho años en los no han dejado de "soportar ruidos, voces, peleas, suciedad y todo tipo de actos vadálicos de quienes asisten a ese espacio autorizado por el Ayuntamiento de Granada"

Foto: Archivo GD


image_print

Alrededor de 300 vecinos de las zonas colindantes al espacio conocido como ‘botellódromo’, en el entorno de Méndez Núñez en Granada capital, han constituido una plataforma en contra del consumo de alcohol en el recinto y con el objetivo de canalizar el “descontento” causado por la “sordera municipal” ante los problemas que implica.

La Plataforma ‘No al botellódromo’ cuenta con el respaldo de un amplio número de habitantes de la zona de Camino de Ronda, calle Arabial y aledaños, según informa en un comunicado.

En la sesión constituyente, los integrantes de la plataforma dieron lectura a un manifiesto que, según acordaron, trasladarán al alcalde de la ciudad, José Torres Hurtado, cuando el primer edil les conceda la reunión que ya ha sido solicitada. Después, el manifiesto será trasladado al resto de fuerzas políticas para su conocimiento.

En el documento, los afectados piden que se respete su derecho al descanso, no sólo durante la celebración de la ‘macrofiesta’ de la primavera que “colapsa” la ciudad durante un fin de semana del mes de marzo, sino todos los fines de semana del año por la presencia de miles de jóvenes que celebran botellón.

Los vecinos manifiestan que el barrio lleva “castigado” por los efectos del ‘botellódromo’, “ilegalizado en el resto de capitales andaluzas”, durante ocho años en los no han dejado de “soportar ruidos, voces, peleas, suciedad y todo tipo de actos vadálicos de quienes asisten a ese espacio autorizado por el Ayuntamiento de Granada”.

La plataforma exige el cumplimiento de la Ley 7/2006 de 24 de octubre y la Ordenanza Municipal de la Convivencia de Granada, “sin negar el derecho a divertirse a nadie, ni de la forma que quiera”, aunque insta a las autoridades locales que se compatibilice con su derecho a descansar, algo que “se ve vulnerado los jueves, viernes y sábados de todo el año”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *