Martes, 23 Mayo, 2017

Publicidad

Consejos saludables para afrontar la Semana Santa

Los ocho días de Pasión suponen un reto tanto para costaleros como para los que disfrutan de las procesiones. Seguir unas sencillas pautas puede ahorrar más de un susto en salud.

Ricardo Cañadas | @rcanadas


image_print

Nazarenos, costaleros, camareras, músicos y cofrades en general se preparan para el inminente comienzo de la Semana Santa. Los ocho días que tenemos por delante pueden acarrear una serie de dolencias y lesiones a aquellos que participan activamente de los cortejos procesionales. Tampoco se libran los que disfrutan del discurrir de las hermandades por las calles, por lo que os ofrecemos algunas recomendaciones para superar con éxito los ocho días de Pasión, independientemente de vuestra implicación.

LOS PIES

Nuestros pies son una de las partes de nuestro cuerpo que más sufre durante la Semana Santa. Muchos kilómetros que recorrer y mucho tiempo esperando a las cofradías. Por ello, desde Sin Más Dolor, nos ofrecen algunos consejos:

[list][item icon=”128077″ ]Lavarse los pies con jabón ácido y agua tibia y secarse bien. Nunca remojarlos más de cinco minutos antes de salir a la calle.[/item][/list]

[list][item icon=”128077″ ]Cortarse las uñas horizontalmente, de forma correcta.[/item][/list]

[list][item icon=”128077″ ]Hidratar los pies con crema.[/item][/list]

[list][item icon=”128077″ ]Utilizar calcetines sin costuras y de tejidos naturales.[/item][/list]

[list][item icon=”128077″ ]Usar calzado de piel, con suela flexible, que lleve cordones.[/item][/list]

[list][item icon=”128077″ ]Evitar los tacones de más de 4 centímetros.[/item][/list]

[list][item icon=”128077″ ]No estrenar zapatos.[/item][/list]

[list][item icon=”128077″ ]No se quite los zapatos, puede significar su dilatación y podrá desprender la piel de las ampollas.[/item][/list]

Nazarenos y costaleros pueden hacer también suyas estas recomendaciones. Eso sí, es el colectivo de los portadores de los pasos los que más precauciones deben tomar al realizar sus respectivas estaciones de penitencia.

semana santaANTES DE SACAR UN PASO

Los costaleros deben evitar durante las procesiones malas posturas que pueden terminar en graves lesiones, por lo que el trabajo de la musculación y los estiramientos son esenciales.

Es importante estirar la musculatura más implicada: Los cuádriceps, los glúteos, los extensores lumbares y a nivel cervical. Para esta última se puede llevar la oreja al hombro y girar el cuello de izquierda a derecha. Tampoco hay que olvidar los trapecios. Además. se recomienda la utilización de faja con refuerzo en la zona lumbar.

Con el paso de las horas el hambre también se va notando. Para no quedarse con el estómago vacío lo más correcto es comer algo ligero y no copioso. También es importante hidratarse adecuadamente durante todo el recorrido con agua y bebidas isotónicas.

DESPUÉS DE LA PENITENCIA

Tras la procesión se puede aplicar frío para disminuir los efectos en las articulaciones y calor en la musculatura cansada. Es aconsejable, en caso de dolor continuado, tomar algún tipo de antiinflamatorio que aliviará la zona afectada. También se recomienda que se realicen en los pies baños de contraste, introduciéndolos unos minutos en agua fría y a continuación en agua caliente, durante al menos 20 minutos, bajará la hinchazón al reactivarse la circulación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *