Lunes, 24 Julio, 2017

            

¿Conoces la pitiriasis versicolor?

Los factores más importantes que desencadenan el proceso son los externos como la humedad, la maceración de la piel, la ropa apretada, el sudor o el calor



image_print

Se debe a una infección por el hongo malassezia globosa que habita en la piel humana pero que se vuelve patógeno ante determinados factores desencadenantes por eso se puede decir que no es una enfermedad sino más bien un proceso.

¿QUÉ ES LA PITIRIASIS VERSICOLOR?

Pitiriasis significa descamación fina y versicolor alude a los cambios en la pigmentación de la piel por un exceso o un defecto de color.

Según explica a Infosalus el doctor Rafael Sánchez Camacho, responsable del Grupo de Dermatología de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG), la pitiriasis versicolor afecta sobre todo al tronco y a las raíces de las extremidades dando lugar a manchas de tipo redondeado y ovaladas de contornos concretos que a veces confluyen y pueden hacer placa.

Estas manchas no presentan una sintomatología asociada, la presencia de prurito es escasa o nula y si se realiza un rascado puede aparecer una descamación fina. Además, estas manchas pueden ser de color blanquecino, en la versión hipocrómica, o de color ocre o castaño, en su forma hipercrómica.

CAUSAS DE LA PITIRIASIS

Los factores más importantes que desencadenan el proceso son los externos como la humedad, la maceración de la piel, la ropa apretada, el sudor o el calor. “La fusión de humedad y calor es clave y más si hay presión sobre la piel”, destaca el médico de familia.

Otros factores desencadenantes, pero internos e individuales, son las enfermedades crónicas, los estados de inmunodepresión o tratamientos farmacológicos como los corticoides por largo tiempo. En cuanto a las características de la piel que favorecen el proceso están una constitución más sebosa, la composición de la grasa corporal, el sudor y la presencia de otros hongos similares a la malassezia.

En el embarazo, por los cambios que sufre el organismo de la mujer, también puede presentarse. Además, existe un componente hereditario que interviene en una mayor tendencia a padecer pitiriasis versicolor de forma repetida.

¿QUIÉNES SUFREN MÁS LA PITIRIASIS?

“Quienes más la sufren son los adultos jóvenes, no es común en niños pues está muy ligada al funcionamiento de las glándulas del sebo que comienzan a funcionar en mayor medida con la adolescencia”, señala Sánchez Camacho, que indica que el proceso es más común en verano y que no es contagioso dado que se trata de un hongo que portamos todos en nuestra piel.

Quienes padecen pitiriasis versicolor suelen tener episodios repetidos dado que existe una tendencia a que el hongo pase de su forma inocua en la piel a la patológica si se repiten las circunstancias que favorecen su aparición.

A pesar de su recurrencia, es un proceso benigno que puede ser molesto desde un punto de vista estético pero que no es precursor de otras patologías. Si no se pone remedio el problema se mantiene por lo que suele ser motivo de consulta médica y el tratamiento requiere el uso de antifúngicos tópicos, si la lesión es pequeña y se presenta por primera vez, y orales, si se trata de recidivas extensas.

“Las manchas blanquecinas suponen una destrucción de melanocitos por parte del hongo y requieren de un tiempo para la restitución del color normal de la piel, en la que tienen que actuar de nuevo los rayos ultravioleta para activar la melanina. Las manchas de la versión hipercrómica revierten con más facilidad”, apunta Sánchez Camacho.

Para su prevención hay que tener en cuenta aspectos como estar bien hidratado, no dejar que el sudor se mantenga sobre la piel y evitar las condiciones de humedad y calor que afectan a la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *