Martes, 17 Octubre, 2017

            

Conoce la escarlatina, una enfermedad especialmente infantil

A veces puede aparecer tras una faringitis estreptocócica y también puede aparecer tras otras enfermedades estreptocócicas como infección de una herida



image_print

La escarlatina es una enfermedad infecciosa, también conocida como fiebre escarlata, de carácter agudo y febril, y producida por el Streptococcus pyogenes. Tiene un periodo de incubación de 2 a 4 días. Esta patología se transmite por contagio, en la mayoría de las ocasiones por vía respiratoria, y tiene una mayor presencia en niños que están en edad escolar, especialmente, de 2 a 10 años. En muy raras ocasiones se manifiesta en adultos.

Puede aparecer tras una faringitis, o tras la infección de una herida o sepsis puerperal. En algunos casos excepcionales la escarlatina puede surgir de una infección cutánea denominada “impétigo”, que también es causada por la bacteria Streptococcus. En estos casos, es posible que el niño no presente dolor de garganta.

SÍNTOMAS DE LA ESCARLATINA

El cuadro comienza con fiebre alta de aparición abrupta, superior a los 38°C, inflamación de las amígdalas o la faringe, adenopatías (inflamación de los ganglios del cuello), y otros síntomas como escalofríos, dolores articulares en todo el cuerpo, náuseas, vómitos, pérdida de apetito, dolores muy fuertes de estómago y dolor e inflamación de garganta

El exantema, que es el síntoma más evidente de la escarlatina, aparece de uno a cinco días después del comienzo de la fiebre. Al comienzo, suele tener el aspecto de una quemadura solar con pequeños puntos sobreelevados que pueden producir picazón. La erupción comienza primero en el cuello y la cara; por lo general, no afecta el área alrededor de la boca (triángulo de Filatov). Se extiende al tórax y la espalda y después se generaliza en el resto del cuerpo. En los pliegues de la piel, especialmente en las axilas y los codos, la erupción es de un rojo más intenso que se dispone de manera lineal (líneas de Pastia). Las zonas de la piel que presentan la erupción se tornan blancas al presionarlas y son ásperas al tacto, describiéndose como “piel de lija” o “piel de gallina”. Al sexto día de la infección, la erupción comienza su involución, pero la piel afectada puede comenzar a descamarse, lo que puede durar hasta 3 semanas.1 Pueden aparecer en abdomen y tórax lesiones vesiculares en cabeza de alfiler. En su máxima expresión el exantema presenta un aspecto difuso, color escarlata brillante. Las lesiones suelen aparecer espontáneamente en los sitios de rascados, o al tomar la medida de la presión con el baumanómetro aparecerán las lesiones en el sitio donde se coloco el brazalete (Signo de Rumpell-Leede)

Se acompaña también de enantema (erupción de las mucosas), con enrojecimiento de la faringe y amígdalas, o puntos blanco-amarillentos de pus, y la lengua se cubre de una capa blanquecina, con papilas rojas (“lengua en fresa blanca”) que luego desaparece al quinto día, quedando roja (“lengua en fresa o frambuesa”).

TRATAMIENTO DE LA ENFERMEDAD

Como esta enfermedad es producida por un estreptococo, su tratamiento es con antibióticos. El antibiótico de primera elección es la penicilina, que puede ser oral como la penicilina V o la amoxicilina, o intramuscular como la penicilina benzatina. Una alternativa para pacientes alérgicos a la penicilina es la eritromicina. El tratamiento debe durar al menos diez días, dado que un tratamiento inadecuado puede ocasionar complicaciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *