Miércoles, 26 Julio, 2017

            

Confinan embarcaciones en los embalses de Colomera y Cubillas para evitar la expansión de mejillón cebra

Esta situación extraordinaria imposibilitará que estas embarcaciones obtengan cualquier otro permiso para navegar en un embalse distinto al que están confinadas

La CHG ha encontrado ejemplares adultos de mejillón cebra en el embalse de Colomera | Foto: www.iagua.es
E.P.


image_print

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha acordado el confinamiento de las embarcaciones ubicadas en los embalses de Colomera y Cubillas, en Granada, ante la presencia de mejillón cebra, una medida que se adopta para evitar la expansión de esta especie exótica invasora.

La decisión de la CHG, según informa en una nota, atiende a la constatación de ejemplares adultos en el embalse de Colomera, cuyas aguas confluyen con las del Cubillas en el Canal de Albolote, situación que ha forzado al confinamiento preventivo de este embalse para evitar esa segura expansión.

A partir de esta resolución, todas las embarcaciones (particulares, municipales o de recreo) que se encuentren situadas en estos momentos en los embarcaderos de Colomera y Cubillas, quedan automáticamente confinadas. Ello no impedirá su navegación, para lo que se les emitirá una autorización exclusiva.

Sin embargo, esta situación extraordinaria imposibilitará que estas embarcaciones obtengan, de manera simultánea, cualquier otro permiso para navegar en un embalse distinto al que están confinadas.

No obstante, todo aquel propietario que pretenda transportar su embarcación fuera del sitio de confinamiento estará obligado a aplicar el protocolo de limpieza y desinfección de embarcaciones y de los útiles para muestreos y trabajos que se desarrollen en los puntos afectados.

En este sentido, también se ha ordenado en la resolución suspender con carácter temporal la utilización de elementos auxiliares de baño (flotadores, tablas o trajes de neopreno, entre otros), así como el uso de cualquier utensilio que permita la propagación del mejillón cebra, toda vez que insta a que todos los equipos de pesca (botas, neoprenos, vadeadores, redes, aparejos o sensores) que sean utilizados sean también desinfectados de acuerdo con el protocolo.

Esta resolución, que será publicada en los próximos días en el Boletín Oficial del Estado, ya puede ser consultada en la web del Organismo (www.chguadalquivir.es), en el apartado ‘Novedades’.

Con Cubillas y Colomera, ya son cinco los embalses de la cuenca confinados por la presencia de mejillón cebra, tras las resoluciones emitidas para Los Bermejales (2009), Iznájar (2012) y La Breña II (2015).

LUCHA FRENTE A LA EXPANSIÓN DE LAS ESPECIES INVASORAS

Aunque las competencias en materia de conservación y protección de las especies autóctonas y la lucha frente a las invasoras que puedan desplazarlas pertenecen a la comunidad autónoma, la CHG está desarrollando un importante esfuerzo no solo en la prevención y control de las especies exóticas invasoras (EEI), sino también en la protección y garantía del recurso para los distintos usos que posee la demarcación.

Este compromiso adquirido con los usuarios de las aguas afectadas por estas especies ha llevado al Organismo a movilizar 2,9 millones de euros hasta 2017 en actuaciones que se encuentran en distintas fases de ejecución.

Entre ellas, destaca por su importancia para la prevención de ejemplares, el convenio firmado con el Laboratorio Ibérico Internacional de Nanotecnología (INL), el pasado diciembre de 2015, para la detección precoz del mejillón cebra mediante el análisis de ADN ambiental.

Este proyecto, pionero en su campo, ha colocado a la CHG a la cabeza mundial en el desarrollo de sistemas de prevención y control de las EEI en las cuencas fluviales.

En la misma línea de alerta temprana se encuentran las estaciones de monitorización en continuo de larvas de mejillón cebra, instaladas recientemente por la CHG en Peñaflor y El Cordobilla.

Los datos obtenidos revelarán cuál es el momento más idóneo para aplicar los tratamientos para el control de la plaga, por lo que será de gran utilidad al regadío de la zona, principal afectado por la posible expansión.

Por otra parte, con el fin de frenar la proliferación de esta especie, el Organismo ha instalado 3 estaciones móviles de desinfección en los embalses afectados de La Breña II e Iznájar (Córdoba) y Los Bermejales (Granada), donde también ha colocado cartelería informativa para la concienciación de los usuarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *