Lunes, 23 Octubre, 2017

            

Condenan por delito de atentado a un menor por agredir al maestro de un familiar en un colegio

inalmente, ha agradecido la "valentía" del profesor "al denunciar unos hechos tan lamentables" y el sindicato ha animado a todos los docentes a denunciar cualquier tipo de agresión física

Foto: Archivo GD


image_print

Un menor de 17 años ha sido condenado por un delito de atentado y una falta de lesiones por agredir durante el pasado curso escolar, a la salida de un colegio de una localidad cercana a Granada capital, al maestro de un familiar, según ha informado el sindicado CSIF, que ha asesorado y defendido al docente.

La sentencia impone al menor la medida de 12 meses de asistencia a centro de día, con contenido de resolución de conflictos, control de impulsos y apoyo educativo para la obtención de la ESA, así como una indemnización que supera los 4.000 euros, a la que tendrá que hacer frente el joven de forma solidaria junto con sus padres como representantes legales.

En un comunicado, CSIF ha considerado no obstante que “ninguna indemnización subsana el daño moral que supone la agresión a un docente”. “La única recompensa es pensar que sentencias como ésta actuarán como efecto disuasorio en los que pretendan ejercer la violencia contra profesionales que desempeñan una tarea crucial para nuestra sociedad”, ha señalado.

Para CSIF, es “muy importante no bajar la guardia y seguir en una línea de firmeza que minimice al máximo los actos agresivos hacia el profesorado”. Para ello considera “fundamental” la mejora de la convivencia en los centros, reduciendo la conflictividad tanto de alta como de baja intensidad.

Finalmente, ha agradecido la “valentía” del profesor “al denunciar unos hechos tan lamentables” y el sindicato ha animado a todos los docentes a denunciar cualquier tipo de agresión física o intimidatoria. De hecho, señala que la asesoría jurídica de CSIF estará siempre disponible para defender a cualquier docente agredido. “Los profesionales de la educación hemos de trabajar con la tranquilidad necesaria para hacer de los centros educativos verdaderos espacios de paz para el mejor desarrollo personal de nuestro alumnado”, concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *