Domingo, 22 enero, 2017

Condenan a la Agencia de Obras Públicas a indemnizar a anciana que se cayó en las obras del metro

La mujer necesitó 75 días para recuperarse de las lesiones sufridas, diez de ellos de estancia hospitalaria y a consecuencia de la caída sufrió secuelas.



image_print

El Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Granada ha condenado a la Agencia de Obras Públicas de la Junta de Andalucía a indemnizar con 5.229 euros a una anciana que se cayó al tropezar con una tapa de registro que se encontraba en una zona de intervención de las obras del metro y que había sido manipulada por los operarios de las mismas.

La mujer, defendida por el Despacho Francisco Calle Abogados, tenía 74 años cuando sufrió la caída, que se produjo en marzo de 2010 en la esquina de la avenida de la Constitución con la avenida de Andaluces. Allí tropezó con “una especie de clavo grande” que fijaba una tapa de registro situada en el pavimento y que se quedó levantado después de que los operarios de las obras del metro la manipularan.

La mujer necesitó 75 días para recuperarse de las lesiones sufridas, diez de ellos de estancia hospitalaria y a consecuencia de la caída sufrió secuelas que, según el informe del perito judicial, consistieron en “fracturas costales con dolor”, según consta en la sentencia.

Aunque presentó una reclamación de responsabilidad patrimonial ante la Junta, esta administración la desestimó. Esto le llevó a presentar un recurso ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Granada, que lo ha estimado parcialmente.

Así, la sentencia considera que la Agencia de Obras Públicas debe indemnizar a la recurrente por las lesiones que presenta, puesto que los operarios de la obra no adoptaron las medidas adecuadas para mantener la tapa de registro que se encontraba en la vía pública en condiciones de seguridad para los transeúntes, “máxime, cuando se encontraba en el centro de una confluencia de avenidas por la que transitan personas de todas las edades y con todo tipo de minusvalías”.

Aunque la zona donde ocurrió la caída se encontraba fuera de las obras de la línea 1 del metro, tal y como consta en el informe técnico presentado, la titular del Juzgado matiza que para la ejecución de estos trabajos se manipuló la tapa y varios operarios remacharon luego el tornillo tras haber sido avisados por comerciantes de la zona de que sobresalía del nivel del suelo, circunstancia que “presupone una clara asunción de responsabilidad”.

La defensa de la anciana solicitó que la indemnización ascendiera a 48.476 euros, aunque su recurso ha sido estimado parcialmente y la cantidad se ha reducido a 5.229 euros, teniendo en cuenta el periodo que requirió para recuperarse y aplicando el sistema de valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de circulación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *