Viernes, 19 de Octubre de 2018

            

Condenan a 17 años de prisión a la acusada de asesinar a su madre de 58 puñaladas en Purchil

El tribunal considera probado que lo hizo para "ocasionarle el mayor dolor posible" aprovechando la situación de ventaja que gozaba sobre ella al encontrase solas en la vivienda

Audiencia Provincial de Granada | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Audiencia de Granada ha condenado a 17 años de prisión a la mujer juzgada a principios de este mes por un jurado popular y declarada culpable de asesinar de 58 puñaladas a su madre octogenaria en la vivienda familiar que compartían en Purchil, en Vegas del Genil (Granada), la cual se confesó culpable del crimen y mostró su arrepentimiento durante el juicio.

En la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, la Sección Primera de la Audiencia también condena a Elia B. C., de 46 años, a la entrega definitiva a sus hermanos, que ejercen la acusación particular, del inmueble de su propiedad donde ocurrieron los hechos para cubrir la responsabilidad civil.

Durante el juicio se puso de manifiesto que ellos se harían cargo de cuidar a los hijos de la acusada durante el tiempo que esté en prisión.

El asesinato se produjo el 3 de julio de 2016, en la casa que compartían la acusada y su madre, de 82 años. Sobre las 19,00 horas de aquella tarde Elia B.C. “tomó un gran cuchillo de cocina de 35 centímetros de longitud“, bajó a la planta baja donde vivía su madre y “con ánimo de acabar con la vida de su anciana madre comenzó a asestarle puñaladas” hasta un total de 58, según consta en la sentencia.

El tribunal considera probado que lo hizo para “ocasionarle el mayor dolor posible” aprovechando la situación de ventaja que gozaba sobre ella al encontrase solas en la vivienda y ser “mucho más joven y ágil que su progenitora”, que utilizaba andador para desplazarse y no pudo repeler el ataque, aunque intentó protegerse con el brazo.

En aquella época la acusada sufría un trastorno de la personalidad esquizoide y un trastorno ansioso-depresivo con alteraciones conductuales, que le provocó en el momento de los hechos un brote de agudización, limitando en parte su capacidad volitiva.

En la última sesión del juicio la Fiscalía rebajó de 23 a 17 años de cárcel su petición, y tanto la acusación particular como la defensa se adhirieron íntegramente al relato y calificación de los hechos que hizo el Ministerio Público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.