Jueves, 19 enero, 2017

Condenados a entre 8 y 12 años los piratas somalíes del ‘Patiño’

Intentaron asaltar el buque

E.P.


image_print

La Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha condenado a penas de entre 8 y 12 años de prisión a los seis piratas somalíes que fueron detenidos el 12 de enero de 2012 en aguas del océano Índico por intentar asaltar el buque de combate español ‘Patiño’.

Según especifica el tribunal en una sentencia hecha pública este miércoles, cinco de los acusados –Mohamed Abdullah Hassan, Mohamed Aden Mohamed, Issa Abdullah Issa, Abdillahi Mohamed Gouled y Mohamed Said Ahmed– cometieron de delitos de piratería en grado de tentativa y tenencia de armas de guerra mientras el sexto, Hamoud Elfaf Mahou, ha sido declarado culpable también de pertenencia a organización criminal.

Tras analizar las pruebas los magistrados Fernando Grande-Marlaska, Ramón Saéz Valcárcel y Javier Martínez Lázaro concluyen que al menos Mahou, contra el que ha recaído la pena más elevada, pertenecía a una organización criminal “dedicada de forma estable a la comisión de hechos de naturaleza criminal” y que contaba con personas distribuidas a un conjunto de funciones que incluían la financiación y la logística.

El incidente se produjo a las 2.29 horas a 87 kilómetros de la costa somalí cuando los acusados, que iban a bordo de un esquife de cuatro metros de eslora y con motor fuera borda del que habían arrojado a un séptimo tripulante, abordaron el buque con la clara intención de proceder a su abordaje.

Iban armados con al menos siete fusiles AK-47, dos lanzagranadas RPG-7 y otras armas que no han podido ser determinadas y portaban, además, una escala y tres escaleras. Se acercaron al barco español, que transportaba a 218 militares en misión de abastecimiento a los buques dedicados a la persecución de la piratería dentro de la ‘operación Atalanta’, y se pegaron al costado de babor preparando una escala, con la clara intención de proceder a su abordaje.

Al ser descubiertos por el centinela de guardia los ocupantes del esquife dispararon contra el barco. Los tiros fueron contestados por centinelas españoles, lo que provocó un intercambio de disparos durante dos minutos. De ellos una decena llegó a impactar en diversos puntos del costado del ‘Patiño’ en la zona de popa de su estructura y chimenea, hasta que el barco se perdió en la oscuridad.

Unos tres cuartos de hora después y cuando el estado de la mar y la luminosidad lo permitieron, del buque salió un helicóptero que detectó a la embarcación, que navegaba a gran velocidad. Cuando se dieron cuenta que estaban siendo perseguidos, los tripulantes arrojaron las armas y las escalas al mar así como otros objetos de pequeño tamaño, entre los que no se descarta la existencia de un GPS que les ayudara a navegar tan lejos de la costa y a localizar embarcaciones como la afectada.

Finalmente, los seis ocupantes lograron ser detenidos por los tripulantes del ‘Patiño’. Tres de los somalíes presentaban heridas de bala, mientras que otros dos sufrieron heridas superficiales durante el asalto, según la acusación.

PRIMERA CONDENA POR PIRATERÍA

Los seis somalíes han sido los primeros en España en ser condenados por la comisión de un delito de piratería, introducido por la reforma del Código Penal operada por la LO 5/2010, de 22 de junio. “Un delito contra la comunidad internacional mediante el que se protege la seguridad del tráfico marítimo y aéreo, bien jurídico supraindividual distinto de los bienes que se tutelan en los tipos penales”, explica la resolución.

La carencia de este delito obligó a la Audiencia Nacional a condenar a los dos piratas somalíes Cabdullahi Cabduwily, alias Abdu Willy, y Raageggesey Hassan Aji, por el secuestro del atunero ‘Alakrana’ el 2 de octubre de 2009, por asociación ilícita.

El atunero vasco permaneció retenido 47 días en aguas del Índico, frente a las costas de Somalia. La sentencia asegura que “sin duda alguna organismos públicos vinculados al Gobierno español” pagaron el rescate.

El tribunal les condenó a dos años de cárcel por un delito de asociación ilícita, a 396 por 36 delitos de detención ilegal (11 años por cada marinero retenido), cinco años por robo con violencia y 36 años por otros tantos delitos contra la integridad moral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *