Martes, 20 Febrero, 2018

            

Condenado a un año de cárcel por el hurto de 162.000 euros al acompañante de Aída Nízar en un hotel

El acuerdo ha incluido también la retirada de la solicitud de responsabilidad civil que las acusaciones hacían al hotel y, por ende, a Cetursa

Aída Nízar acompañaba al afectado esa noche | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

Un antiguo empleado de un hotel de Sierra Nevada, juzgado este martes en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada por apropiarse de 162.710 euros, que dejó un acompañante de Aída Nízar en la caja fuerte de una habitación del establecimiento, ha aceptado la pena de un año de prisión por hurto, si bien no entrará en prisión al no tener antecedentes penales.

Tras reconocer el acusado, de 53 años, los hechos, el presidente del tribunal ha dictado ‘in voce’ la sentencia condenatoria, que es firme, en virtud de un acuerdo de conformidad entre la Fiscalía, la defensa, y la acusación particular, que ha ejercido el hombre que acompañaba el día de los hechos, el 8 de enero de 2017, a Nízar, famosa por su aparición en programas de telerrealidad, quien ha acudido a la Audiencia de Granada, pues estaba citada como testigo, si bien no ha tenido que declarar, al no haber sido necesario el desarrollo de la vista oral.

El acuerdo ha incluido también la retirada de la solicitud de responsabilidad civil que las acusaciones hacían al hotel y, por ende, a Cetursa, empresa que gestiona la estación de esquí de Sierra Nevada, como arrendataria del establecimiento.

En su escrito de acusación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press, la Fiscalía pedía penas de tres años de prisión y 2.700 euros de multa por la presunta comisión de un delito de apropiación indebida, y planteaba como alternativa una petición de dos años y medio de cárcel si los hechos se consideraban constitutivos de un supuesto hurto.

Los hechos ocurrieron hace un año, el 8 de enero de 2017, a una hora no precisada, cuando, según el relato de los hechos recogido en el escrito de acusación provisional de la Fiscalía, al que tuvo acceso Europa Press, el acusado recibió, como empleado del servicio de Mantenimiento del hotel, la orden de una subgobernanta del establecimiento para proceder a la apertura de la caja de seguridad en que, “instantes antes”, el propietario del dinero había dejado guardado el dinero, en una caja de cartón de color oscuro y en billetes de 500 euros.

Según mantuvo la Fiscalía, “actuando movido por un evidente y palmario propósito de enriquecerse económicamente de forma injusta y en perjuicio de terceros”, el acusado procedió supuestamente a “coger dicha caja con el dinero, marchándose seguidamente de la habitación”.

Fuentes del caso han explicado a Europa Press que el hombre, al que se le aplicó un “despido disciplinario”, reconoció haber cogido el dinero en “un mal momento”, cuando la jefa de recepción le preguntó por el mismo, y renglón seguido lo devolvió.

Conforme a lo que informaron en su día fuentes de la Guardia Civil, el dueño del dinero denunció los hechos ante la Benemérita, que investigó al empleado de este hotel de Sierra Nevada por la supuesta apropiación indebida de los alrededor de 162.000 euros, que halló en la caja fuerte, después de que su propietario cambiara de habitación y se lo “dejara olvidado”.

Al volver para recuperar el dinero, descubrió que había desaparecido de la caja fuerte. Estas fuentes precisaron que la Guardia Civil requirió al acompañante de Nízar que justificara la procedencia de este montante antes de recuperarlo, pues, para mover por España grandes sumas de dinero superiores a los 100.000 euros, es necesario un permiso que concede Hacienda y que garantiza que su procedencia es legal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *