Domingo, 20 de Enero de 2019

            

Condenado a diez años y medio de prisión el acusado de matar a un compatriota en Campotéjar

El hombre reconoció el crimen durante el juicio y pidió "perdón" a la familia de la víctima, aunque matizó que "no es un loco" ni "ningún asesino" sino que actuó en "legítima defensa" tras ser agredido

La Audiencia de Granada ha condenado al hombre de nacionalidad rumana | Foto: Archivo GD
E.P.


image_print

La Audiencia de Granada ha condenado a diez años y seis meses de prisión al hombre de nacionalidad rumana al que un jurado popular declaró el pasado noviembre culpable de matar de varias puñaladas a un compatriota durante la pasada campaña de la aceituna en Campotéjar (Granada).

El hombre, que se enfrentaba a una petición fiscal de doce años y medio de cárcel, reconoció el crimen durante el juicio y pidió “perdón” a la familia de la víctima, aunque matizó que “no es un loco” ni “ningún asesino” sino que actuó en “legítima defensa” tras ser agredido.

La Fiscalía rebajó en la última sesión del juicio a diez años y medio de cárcel su petición inicial para esta persona, incorporando el atenuante de confesión, y la Sección Segunda de la Audiencia Provincial le acaba de imponer esta pena por un delito de homicidio, según han informado a Europa Press fuentes del caso.

Víctima y agresor estaban trabajando en la campaña de la aceituna cuando el crimen se produjo en una vivienda de Campotéjar, en la noche del 29 de noviembre del año pasado, a raíz de una discusión sobre el dinero adeudado en un juego de apuestas.

El acusado, de 31 años, declaró ante el jurado que “mató” a este compatriota, cogiendo expresamente para ello un cuchillo que había en la cocina. Se mostró “arrepentido” por estos hechos y pidió perdón a la familia. “Yo voy ir a la cárcel y a cumplir la pena”, agregó.

No obstante, matizó que las cosas no pasaron “tal como se cuentan” y que no es “un asesino” ni “ningún loco que coge un cuchillo” por las buenas y mata a una persona. Su defensa alegó, de hecho, que fue agredido por la víctima y en el transcurso de ese episodio “actuó en legítima defensa”.

Según el relato provisional del fiscal, los hechos ocurrieron sobre las 23,00 horas, cuando el acusado inició una discusión con los otros jugadores por desacuerdos sobre el dinero que se debían entre ellos. En este contexto se dirigió a la cocina, cogió un cuchillo verde de 20 centímetros de hoja y al salir al pasillo se encontró con la víctima y le asestó cinco puñaladas en el tórax y el abdomen que le provocaron la muerte.

Esta persona había acudido a la vivienda para recoger a una de las personas que estaban participando en el juego de apuestas y no tenía “nada que ver” con la discusión. El acusado, “consciente de lo ocurrido”, salió al exterior de la vivienda y arrojó el cuchillo. El resto de los asistentes, creyendo que aún pudiera estar vivo, arrastraron el cuerpo de la víctima hacia la calle y dieron aviso de lo ocurrido a la Guardia Civil y a personal sanitario.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.