Sábado, 19 Agosto, 2017

            

Condenado a 13 años de cárcel el principal acusado del crimen de ‘El Nata’

La sentencia considera al procesado, José Antonio O.A., responsable de un delito de homicidio y de otro de tenencia ilícita de armas

Juzgados | Archivo
E.P.


image_print

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada ha condenado a 13 años de prisión al principal acusado de la muerte de Natanael R.H., conocido como ‘El Nata’, que murió en mayo de 2014 en el Hospital Clínico de Granada después de que le dispararan en La Zubia (Granada), tras una operación de venta de marihuana.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, considera al procesado, José Antonio O.A., responsable de un delito de homicidio y de otro de tenencia ilícita de armas, en la línea del veredicto que pronunció el jurado en la noche del pasado 13 de marzo, y que incluyó además la declaración de no culpabilidad del segundo de los acusados, Gorka P.C., que ahora ha quedado absuelto de todos los cargos que se le imputaban.

Según consta en el fallo, al que ha tenido acceso Europa Press, los hechos se remontan a las 2,00 horas del día 12 de mayo de 2014, cuando el acusado José Antonio O.A. se trasladó junto con otras personas en distintos vehículos a la vivienda unifamiliar sita en calle Trevenque número 27 de la localidad de La Zubia (Granada), dispuesto a comprar una considerable cantidad de marihuana.

Una vez en la vivienda, donde se encontraba, entre otros, el fallecido, los visitantes bajaron al sótano, en el que se hallaba la marihuana ya deshojada y dispuesta para la venta. Pero, en un momento dado, se entabló una fuerte discusión o enfrentamiento entre compradores y vendedores sobre la calidad y precio de la droga.

Como no se cerró el trato, los compradores salieron de la vivienda seguidos por los que actuaban por la parte vendedora y persistieron en la disputa, que se trasladó hasta la calle misma con el subsiguiente escándalo que algunos vecinos pudieron oír.

Ya en la calle, José Antonio O.A se dirigió hacia su furgoneta, aparcada en las inmediaciones, se montó en el vehículo y se desplazó con él hasta la puerta de la vivienda, donde se detuvo. Seguidamente, alrededor de las 2,30 horas, el inculpado salió de su vehículo y sacó una pistola que no ha sido encontrada y cuyas características se desconocen, salvo que era del tipo semiautomática y correspondiente al calibre 7,65 milímetros.

Con el arma, efectuó un disparo contra el rostro de Natanael, a quien el proyectil le penetró en la zona malar izquierda y se le quedó alojado en la zona occipital. La víctima fue trasladada en coche por otra persona hasta el Hospital Clínico de Granada capital, donde fue inmediatamente asistido por los facultativos del servicio de urgencias.

A pesar de todos los esfuerzos de los médicos por salvarle la vida, la víctima falleció a causa de la herida de bala y su muerte se certificó a las 3,25 horas de ese mismo día.

José Antonio y el otro acusado se auxiliaron mutuamente en la huida durante varios meses tratando de eludir la acción de la justicia. El segundo, además, escondió en su casa, en la provincia de Alicante, a otro de los que habían formado parte de los compradores de la droga, que también abandonó la provincia de Granada para no ser localizado.

Ninguno de los dos inculpados tenían licencia administrativa para el uso y porte de armas de fuego cortas. El fallecido mantenía una relación sentimental con una mujer con la que tenía una hija menor de edad y también dejó a su muerte otras dos hijas menores de edad de una relación anterior. Asimismo le han sobrevivido sus padres y cuatro hermanos mayores de edad.

Por todo, el tribunal le impone al único condenado tras el veredicto del jurado once años de prisión por un delito de homicidio, otros dos por tenencia ilícita de armas, y una indemnización de 90.000 euros a cada una de sus tres hijas menores, por mediación de sus madres, y de un total de 72.000 euros para el resto de sus familiares. También le condena a la prohibición de residir y entrar en Granada o cualquier otra población donde habiten las hijas del fallecido por un periodo de 20 años.

EL JUICIO

La Fiscalía sólo acusaba inicialmente a uno de los dos inculpados, a José Antonio O.A., por posible asesinato y tenencia ilícita de armas –con reincidencia–, mientras que las acusaciones particulares, ejercidas por los letrados Soliman Ahmed, Alfonso de Rojas y Carlos Aránguez, consideraban coautor del crimen a Gorka P.C., para el que reclamaban 20 años de prisión por asesinato. Para el principal procesado pedían hasta 23 años de prisión, mientras que las defensas instaban la libre absolución para los inculpados.

El juicio por estos hechos se celebró los días 7, 8, 9, 10 y 11 de marzo. Durante la segunda sesión, los procesados sostuvieron que la operación para la compra de nueve kilos de marihuana se frustró y que, en un momento dado, cuando se iba a entregar el dinero por la droga, tres encapuchados penetraron en el sótano en el que se encontraban, se identificaron como agentes de Policía Judicial, los ataron de manos con unas bridas y sustrajeron tanto la marihuana como los 10.000 euros aproximados de la transacción, una versión que finalmente no creyó el jurado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *