Miércoles, 29 Marzo, 2017

Concluye el interrogatorio de los tres primeros detenidos, a la espera del cuarto por la tarde

Los cuatro arrestados "no le encuentran explicación" a la denuncia presentada contra ellos y defienden su inocencia

juzgados | curas
Juzgados de La Caleta


image_print

El interrogatorio judicial a los tres primeros detenidos de la Archidiócesis de Granada que han sido denunciados por supuestos abusos sexuales ha concluido pasadas las 14,00 horas de este miércoles, a la espera de que el cuarto, que aún se encuentra en dependencias de la Policía Nacional, pase a disposición del Juzgado de Instrucción 4 de Granada, a primera hora de la tarde.

El primero de los arrestados ha llegado a la sede de los Juzgados de la Caleta en un furgón policial a las 8,35 horas, el segundo lo ha hecho cerca de las 11,20 horas, y el tercero a las 12,35 horas, ante un gran despliegue mediático que desde primera hora se encuentra en la zona.

Los tres que ya han comparecido, que se mantienen incomunicados por orden del juez y que están siendo representados por abogados de oficio aunque finalmente serán representados por el despacho de abogados Muriel, de Marbella (Málaga), permanecerán en los calabozos de los juzgados, según han informado fuentes judiciales.

El cuarto declarará a primera hora de la tarde, y después el fiscal tendrá que pronunciarse sobre si pide o no la prisión preventiva para los procesados, uno a uno. A continuación, el magistrado Antonio Moreno, que es titular del Juzgado de Instrucción 4, expondrá en un auto sus argumentaciones para dejar en libertad o mandar a prisión a los denunciados.

PINTADAS EN LA PARROQUIA

Las noticias publicadas sobre este asunto, que se encuentra bajo secreto sumarial, ha motivado numerosas reacciones, y esta mañana la parroquia San Juan María Vianney, situada en el barrio granadino del Zaidín, donde oficiaba misa uno de los detenidos ha amanecido con pintadas con acusaciones de pedofilia y pederastia. Se trata de pintadas de grandes dimensiones de color rojo que ocupan varios laterales de la parroquia y en las que puede leerse “Pedófilos” y “Sucios pederastas”.

En esta parroquia oficiaba misa uno de los detenidos en este caso, el padre Román M.V.C., considerado el supuesto líder del grupo conocido como el de ‘Los Romanes’, del que supuestamente forman parte los arrestados.

Este lunes se practicó un registro en una vivienda situada en una urbanización de Los Pinillos, en Pinos Genil (Granada), y el martes trascendió que hay una segunda denuncia sobre los hechos, que una persona presentó el mismo día ante el Juzgado de Instrucción 6 de Granada, que se encontraba de guardia.

Este segundo denunciante es un testigo que ya ha declarado anteriormente por el asunto y que amplía los datos que ofreció en primer lugar y también los nombres de los presuntamente implicados. Según ha explicado este miércoles el subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, la Policía Nacional ha abierto diligencias para investigar esta nueva denuncia y tomará declaración al denunciante, que anteriormente había comparecido como testigo, como “perjudicado”, .

Esta persona presentó la denuncia en la tarde del lunes ante el juzgado que se encontraba entonces de guardia, el de Instrucción 6 de Granada. Durante su declaración como testigo ante la Policía, el denunciante aludió a que “se sentía mal” por haber “sufrido algún problema” con los detenidos.

SEGUNDA DENUNCIA

Ante esta declaración la Policía le recordó que si se consideraba afectado podía denunciar los hechos, tal y como hizo finalmente. En su declaración ha apuntado inicialmente a las mismas personas que ya están detenidas por su presunta vinculación con los abusos sexuales, si bien el subdelegado matiza que este extremo deberá corroborarse cuando vuelva a prestar declaración.

El caso se encuentra bajo secreto de sumario, con el objetivo de que no trasciendan datos de la causa y de detectar a otras posibles víctimas, si las hubiera. El tiempo que esta medida puede estar vigente es el de un mes, aunque puede ser prorrogado sucesivamente.

Los arrestados forman parte de un grupo conocido como el de ‘Los Romanes’, por el nombre de su líder, uno de los detenidos, el padre Román M.V.C., y sus integrantes tienen un alto nivel económico y cuentan con varias casas en la provincia donde supuestamente se produjeron los abusos.

La víctima envió una carta contando su caso al Vaticano y ha llegado a recibir una llamada de apoyo del propio Papa Francisco, que le pidió perdón por todo lo padecidos. Tras la llamada del Papa al joven, éste formalizó una denuncia ante la Fiscalía Superior de Andalucía, que ordenó a la Fiscalía Provincial de Granada interponer ‘ipso facto’ denuncia contra todos los afectados.

EL PAPA: “LA VERDAD ES LA VERDAD”

El Papa se ha pronunciado este martes al respecto ante la pregunta de un periodista en el vuelo de regreso a Roma tras su discurso en el Parlamento Europeo y ha señalado que “la verdad es la verdad” y “no debe esconderse” en relación al asunto.

“¿Cómo lo he recibido? Con gran dolor, un gravísimo dolor. Pero la verdad es la verdad y no debemos esconderla”, ha matizado el Pontífice, que ha recordado que él leyó la carta del joven que ha denunciado los hechos en primer lugar, en la que le relataba que sufrió abusos por parte de sacerdotes cuando era menor de edad, le llamó y le dijo: “Tú mañana vas al obispo”.

Al mismo tiempo, según ha contado, él mismo escribió al arzobispo de Granada, Javier Martínez, para “comenzar los trabajos, hacer las indagaciones y seguir adelante”.

LOS ACUSADOS DEFIENDEN SU INOCENCIA

Por su parte, los cuatro arrestados “no le encuentran explicación” a la denuncia presentada contra ellos y defienden su inocencia, según ha informado a Europa Press el letrado Javier Muriel, cuyo despacho, que está ubicado en Marbella (Málaga), representará a los acusados en el proceso que está abierto actualmente contra ellos.

El penalista, que ha participado en casos como el de ‘Malaya’, ha confirmado que los cuatro están “incomunicados” y no pueden hablar ni entre ellos y que recibieron “con absoluta sorpresa” la denuncia del joven de 24 años.

“No le encuentran explicación”, ha señalado el abogado, que ha lamentado que el juez haya “limitado” su derecho de defensa, ya que “no se les ha permitido escoger letrado” y actualmente están siendo representados por abogados de oficio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *