Miércoles, 29 Marzo, 2017

Compromiso político en Granada para terminar con la pobreza

Representantes de los partidos políticos granadinos acuden a la llamada de la Coordinadora Granadina de Organizaciones No Gubernamentales –CONGRA- para unirse contra la pobreza.

Los representantes políticos granadinos estampan su firma en el compromiso. Foto: Fran Sánchez


image_print

Si Cruz Roja Granada inauguraba el pasado 10 de enero una exposición para sensibilizar sobre la malnutrición, ayer fue el turno de CONGRA – Coordinadora Granadina de Organizaciones No Gubernamentales-, quien reunió en la Fundación Euroárabe a los representantes de casi todo el espectro político -a la cita faltó el Partido Popular- para la firma del Compromiso Granadino contra la Pobreza: Francisco Cuenca por el PSOE, Francisco Puentedura por IU, Nikolina Dimitrova por EQUO, Ana Terrón por Podemos y Manuel Serrano por parte de UPyD.

El presidente de la CONGRA, José Márquez, comenzó destacando que “ha sido fácil que los partidos aquí presentes se hayan prestado con absoluta disponibilidad y sin poner la más mínima pega” así como ha puntualizado que “el partido que no esté será porque no ha querido venir, porque todo el mundo ha sido invitado”.

Márquez resumió el motivo de la iniciativa en una idea: “todos estamos de acuerdo en que la situación de pobreza que existe en el mundo en general y en nuestra sociedad en particular, es tremenda”, pasando después a desgranar algunos datos estremecedores. España es el país de la Unión Europea con mayor desigualdad social; según Cáritas la cuarta parte de la población andaluza -más de dos millones de personas- se encuentra en situación de exclusión social, y hay casi tres millones de niños que viven en grave riesgo de exclusión. Aunque según Márquez “datos sobre Granada, lamentablemente hay pocos” reveló que “la pobreza en Granada es palpable […] la situación es dramática pero en nuestra sociedad tenemos una habilidad impresionante para esconder debajo de la alfombra todo lo feo, sucio. Hay que ir a sus barrios, a esos barrios olvidados”.

EL COMPROMISO

El documento firmado es ambicioso. El presidente Márquez subrayó que “los firmantes hoy aquí se comprometen, nada más y nada menos, a que la prioridad absoluta de toda su acción política sea precisamente acabar con la pobreza en el mundo, y en especial en los municipios de Granada”. Propósito que lograrán “recuperando la ayuda de la cooperación al desarrollo, perdida en casi todos los ayuntamientos y llevando a cabo políticas municipales que incidan directamente en eliminar las causas de la pobreza y en paliar sus consecuencias”.

Para no que quede en una mera declaración de intenciones, lo firmado recoge medidas concretas, tales como:
– Prestar especial atención a los grupos más vulnerables, dar prioridad a los barrios más desfavorecidos.
– Recuperar la teleasistencia gratuita y el Servicio de Ayuda a Domicilio para situaciones de emergencia.
– Apoyar todas las medidas posibles para que no haya ninguna persona sin las necesidades básicas cubiertas.
– Apoyar el asociacionismo ayude a las personas más desfavorecidas y vaya en consonancia con los objetivos.
– Generar una fiscalidad progresiva que genere redistribución de la riqueza.
– Apoyar todas las medidas dirigidas a la consecución de ingresos suficientes para que nadie viva por debajo del umbral de la pobreza.

Aunque la CONGRA entiende que, si bien el ámbito de influencia de los firmantes se circunscribe a lo local y a lo provincial, el eco de sus acciones puede resonar en lo regional, nacional e internacional, para “terminar con la pobreza, siendo este su objetivo primordial y máxima prioridad, por encima de cualquier otro interés”. Además, y como garantía del compromiso, la asociación vigilará el cumplimiento de lo rubricado y denunciará su incumplimiento ante la opinión pública, caso que “estoy seguro de que no va a llegar”, apuntó Márquez.

LOS FIRMANTES
Francisco Cuenca, alcaldable por el PSOE, priorizó en que “se devuelva la dignidad a las familias, con una prioridad esencial: a través del empleo”. Manuel Martín, en representación de UPyD explicó que “son actuaciones a nivel local perfectamente asumibles”. Por su parte, Ana Terrón, de Podemos, denuncia que en la actual situación “horrible […], los servicios sociales se están desmantelando y en Granada estamos viendo su máximo expresión.” Francisco Puentedura enfatizó que “las medidas de lucha contra la pobreza son esenciales, son una cuestión de ética política y sin ética, la política es demagogia” y para terminar, Nikolina Dimitrova, de EQUO, apuntó a que en Granada “ves el centro y ves la zona norte y parecen dos países diferentes “y agradecía que se vigilara el proceso “porque no hay un buen poder sin contrapoder”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *