Sábado, 27 Mayo, 2017

¿Cómo te sentirías si entraras en el cuerpo de otro y te vieras a ti mismo?

En alguna ocasión, más de uno se habrá preguntado cómo sería ver su cuerpo a través de los ojos de los demás e incluso, rizando el rizo, qué aspecto tendría si fuese del sexo contrario

E.P


image_print

En alguna ocasión, más de uno se habrá preguntado cómo sería ver su cuerpo a través de los ojos de los demás e incluso, rizando el rizo, qué aspecto tendría si fuese del sexo contrario. Ahora es casi es posible comprobarlo gracias a la tecnología de las gafas de realidad virtual Oculus Rift (VR) y un original proyecto, enfocado a ayudas con desórdenes alimenticios, entre otros.

El proyecto ‘The Machine to be Another’ (‘la máquina para ser otro’, en nuestro idioma) -apoyado por la Universidad Pompeu Fabra- permite cambiar de sexo sin someterse a ninguna intervención quirúrgica. El experimento es sencillo: dos indiviudos de sexos opuestos se colocan unas gafas de realidad virtual Oculus Rift, sincronizan sus movimientos y, aunque estén tocando su propio cuerpo, las imágenes que reciben de las gafas son las del cuerpo de la otra persona.

De esta forma, es posible comprobar cómo seríamos si fuesemos del sexo contrario, pero también experimentos similares podrían llevarse a cabo para experimentar y aprender de enfermedades que destruyen el cuerpo como la anorexia o aprender a reconocer los síntomas de un infarto, viendo en primera persona el cuerpo de alguien que lo está sufriendo. Como indican en la web del proyecto, ambos ejemplos de uso -el de la anorexia y el del infarto- se obtuvieron durante el ‘hackathon’ que tuvo lugar en Madrid el pasado mes de julio, gracias al consorcio entre la ciudad de Madrid y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).

El experimento es parte del proyecto ‘Be another lab’ (‘sé otro laboratiorio’) que están desarrollando con licencia Creative Commons. El objetivo de esta investigación es dar respuesta a la pregunta “Si fuese tú, ¿me entendería mejor?” mediante pruebas como la del cambio de sexo virtual.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *