Jueves, 25 Mayo, 2017

Publicidad

Cómo superar la astenia primaveral

Es este el primer paso para poder superar este trastorno, saber lo que tenemos para evitar que pueda hacernos pasar unos días malos y llenos de nervios

Foto: Archivo GD
Gabinete


image_print

La primavera va avanzando pero todavía sigue dejando secuelas entre las personas que sufren esta problema mitad físico, mitad psicológico llamado astenia primaveral. De hecho, según los expertos, las primeras semanas de verano también suelen causar este trastorno propio de la llegada del calor y del buen tiempo.

 

Es precisamente este aumento de las temperatura lo que hace que mucha gente se empiece a sentir débil, sin fuerzas y con la necesidad de pasar uno o varios días en casa. Si tras hacerte unos análisis y un chequeo médico ves que está todo bien, puede ser que sufras astenia primaveral.

 

Es este el primer paso para poder superar este trastorno, saber lo que tenemos para evitar que pueda hacernos pasar unos días malos y llenos de nervios. Despejarse, viajar e intentar llevarlo con normalidad son los consejos que más efecto harán a este problema que, como hemos comentado, tiene parte de psicológico.

 

En webs como mundopsicologos encontrarás especialistas cerca de donde vives para lograr superar este problema de la mano de expertos. Sobre todo en los casos más graves de astenia que llevan unidos crisis de ansiedad y depresión, es importante contar con la ayuda de un especialista.

 

Pero lo normal es que algún día te encuentres más débil de lo normal y que con la distracción antes mencionada puedas superarlo. Alimentarte bien, con un buen aporte de vitaminas y minerales, también ayudará a que te sientas mejor y pronto vuelvas a la normalidad. También deberás evitar exponerte al sol las horas de más calor pues la sensación de debilidad aumenta y se puede agravar esta astenia.

 

Por suerte, en unos días esto se habrá ido y todo volverá a la normalidad. El cuerpo es sabio y poco a poco se acostumbrará al calor y podrás recuperar ese punto de energía perdido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *