Martes, 17 enero, 2017

Cómo reformar a menores conflictivos a través de un curso de elaboración de tapas

Trece menores han participado en un curso de 100 horas dedicado a enseñarles de cerca el mundo de la hostelería

tapas
Tapas elaboradas en Granada


image_print

El delegado de Salud, Igualdad y Política Social, Higinio Almagro, y el concejal de Educación, Consumo y Empleo, Jorge Saavedra, han entregado los diplomas de realización del curso Cocinero de Bar de Tapas a los trece participantes de una actividad formativa, que ha tenido como principales destinatarios a menores infractores.

Este curso es una de las actividades programadas por el Centro de Día de Menores Infractores que gestiona la Asociación Imeris. Estos centros forman parte de los recursos de Justicia Juvenil que presta la Junta de Andalucía en la comunidad, “con el fin de intervenir con estos menores, para facilitarles instrumentos, capacidades y habilidades que les lleve a su reinseción y adatación plena, poniendo especial hincapié en aquellas medidas para incorporarse al mercado de trabajo”, según Almagro.

El curso desarrollado durante el mes de agosto ha contado con 100 horas de formación. Las instalaciones del antiguo Instituto Municipal de Formación y Empleo de Ayuntamiento de Granada, en la zona Norte, han sido el escenario en donde estos jóvenes han adquirido los conocimientos necesarios para poder desempleñar un trabajo como cocinero en bares de tapas.

El concejal delegado de Educación y Empleo ha explicado que “desde el Ayuntamiento, cedemos estas instalaciones municipales para la realización de un curso que ofrece oportunidades a los jóvenes, opciones reales de aprendizaje y formación para orientar su vida laboral”. En este sentido, Jorge Saavedra ha querido animar a los jóvenes a “aprovechar todas las oportunidades formativas que puedan estar a su alcance, pues la formación y el aprendizaje resultan claves en la inserción laboral”.

CENTROS DE DÍA

Los Centros de Día de Menores Infractores permiten cumplimiento de medidas no privativas de libertad, o medidas en medio abierto. El pasado año se ejecutaron 1.119 medidas de libertad vigilada, seguidas de aquella en servicios a la comunidad. La cifra de menores que pasaron por el Centro de Día fue de 180.

Según el delegado de Igualdad, Salud y Política Social “el trabajo que hace la Junta en materia de Justicia Juvenil, ha contribuido a que el nivel de reinserción de los menores infractores que finalizaron la ejecución de alguna medida se haya incrementado en los últimos años, con una tasa del 80 por ciento de jóvenes que no vuelve a reincidir, según refleja un estudio de la Universidad de Almería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *