Miércoles, 24 Mayo, 2017

Publicidad

¿Cómo evitar la retención de líquidos?

La retención de líquidos es un problema muy habitual y molesto que se produce a causa de un desequilibrio entre los fluidos del organismo, es decir, si no se eliminan correctamente los líquidos del cuerpo, se acumulan en los tejidos, produciendo el hinchazón que lo caracteriza



image_print

En verano, con las elevadas temperaturas y la modificación de hábitos alimenticios, es muy frecuente sentirse hinchado y pesado. Todo esto puede deberse a la retención de líquidos, un problema frecuente que se puede eliminar con sólo prestar atención a algunos de nuestros actos.

La retención de líquidos es un problema muy habitual y molesto que se produce a causa de un desequilibrio entre los fluidos del organismo, es decir, si no se eliminan correctamente los líquidos del cuerpo, se acumulan en los tejidos, produciendo el hinchazón que lo caracteriza.

Si bien hay diferentes factores que pueden favorecer su desarrollo, hay causas internas como las hormonales o el funcionamiento alterado del sistema cardíaco o renal, que sólo se pueden solucionar con ayuda médica.

Pero hay otros factores externos como el calor y la humedad excesiva, la alta ingesta de sodio y/o azúcar, el estrés o el incorrecto descanso, que pueden provocar retención de líquidos y contra ellos se debe actuar porque son cuestiones perfectamente controlables.

CÓMO ELIMINAR LA RETENCIÓN DE LÍQUIDOS EN VERANO

El calor y la humedad pueden ser causa de una retención de líquidos, y si bien no se pueden bajar las temperaturas o reducir la humedad ambiental, sí se puede eliminar la retención de líquidos en el organismo, implementando buenos hábitos que compensen los efectos del verano:

Consumir agua a diario y no menos de 2,5 litros cada día, pues el agua no incrementa la retención de líquidos, sino que elimina desechos y diluye el sodio, evitando que se concentre más líquido en los tejidos.

Moderar la ingesta de alimentos salados como embutidos, quesos, snacks, aderezos, salsas u otros, que favorecerán el exceso de sodio y por ello, la retención de líquidos.

Moderar el consumo de alimentos con azúcar, pues el azúcar puede tener un efecto semejante al sodio y favorecer la retención de líquidos.

Evitar el sedentarismo y realizar actividad física con regularidad, pues así favorecemos la circulación sanguínea y la eliminación de líquidos del cuerpo.

Recurre a diuréticos naturales como las verduras y frutas frescas, las infusiones o el té, el perejil, la cebolla o el jengibre.

Consumir alimentos con potasio, que contrarresta el efecto del sodio en el organismo. Puedes consumir plátano, patatas, legumbres, frutas y vegetales frescos en general.

Con estos hábitos se puede eliminar la retención de líquidos en verano y así, evitar las molestias que la hinchazón y la pesadez pueden generar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *