Sábado, 19 Agosto, 2017

            

¿Cómo eliminar los piojos de manera natural?

Tanto en la farmacia como en la perfumería, también en el supermercado, se encuentra una gran variedad de productos que fueron elaborados para matar piojos y liendres



image_print

Los piojos se han convertido en un auténtico quebradero de cabeza, en su sentido más literal, especialmente para los niños y para la preocupación de las madres. Es muy probable que los niños se contagien de pediculosis (nombre científico) cuando van a la escuela, a una plaza o a cualquier otro lugar donde los más pequeños se relacionen. Aquí presentamos algunos consejos y remedios naturales para acabar con los piojos y las liendres.

Tanto en la farmacia como en la perfumería, también en el supermercado, se encuentra una gran variedad de productos que fueron elaborados para matar piojos y liendres. Sin embargo, no podemos estar 100% seguros de los ingredientes que utilizan ni si son peligrosos para nuestros niños, sobre todo cuando son muy pequeños.

Además, muchos suelen sufrir alergias o erupciones por causa de estos productos, que pueden ser demasiado fuertes para la dermis del cuero cabelludo. Y a su vez, nunca son tan eficientes ya que cuando se dejan de aplicárselos, los piojos y las liendres (el huevo) vuelven a aparecer.

Por ello es que se puede recurrir a remedios caseros, los mismos que usaban nuestros padres o abuelos para matar un parásito que no sólo se alimenta de la sangre, sino que también causa picazón y molestias.

Las recetas de antaño son muy eficaces y ayudan en cuestión de días a erradicar los insoportables piojos de tus hijos o hasta de ti misma. Estos son los remedios naturales para piojos más conocidos:

Infusión de hojas de eucalipto: la puedes conseguir en los herbolarios ya preparada o bien hacerlo en casa con un puñado de hojas de este árbol con ese aroma tan característico (que sirve para destapar las fosas nasales, por ejemplo). Colócalas a hervir con dos tazas de agua, deja reposar unos minutos hasta que se enfríe o temple. Cuando esté a la temperatura ideal, sólo debes vertir en la cabeza del niño, una vez que se haya lavado y esté limpia. Realiza masajes circulares para que este líquido penetre bien en las raíces y cuero cabelludo, que es donde viven los piojos y donde ponen las liendres. Puedes enjuagar o no.

Infusión de romero: esta preparación puede eliminar los piojos de manera eficaz. La realizas de la misma manera que la de eucaliptos y aplica igualmente.

Esencia de lavanda: aplica este elemento directamente en la cabeza afectada, después de bañarse pero no cuando el pelo esté muy mojado. Lo consigues en los herbolarios y sólo precisas algunas gotas, así que rendirá mucho. Ten cuidado porque a veces venden mezclas y no servirá. Tiene que ser esencia de lavanda pura. Aplica en las raíces y masajea bien la cabeza. No te olvides de colocarte guantes.

Vinagre de manzana: dicen que es el mejor tratamiento para evitar que los piojos “se suban” al pelo. Esto se debe a que sus componentes son agresivos para estos seres, tanto como para acabar con ellos y hacer que otros no intenten siquiera acercarse a tus hijos. Es más eficaz para erradicar las liendres, porque las desprende del cabello sin tener que pasar el peine fino o quitar con los dedos. Cuando se termina de bañar, aplica una solución de dos terceras partes de agua caliente o tibia y una de vinagre de manzana. También se puede rociar un poco por encima de la cabeza con el pelo seco. El único problema que tiene este remedio es el mal olor, porque parecerá que los peques tienen una “ensalada en la cabeza”.

Aceites aromáticos: muchos de ellos ayudan a eliminar los piojos y las liendres. Algunos de los más eficaces son de coco, de jazmín, de geranio y de anís. Se consiguen fácilmente y sólo tienes que aplicar algunas gotas en el cuero cabelludo. Puede ser un complemento ideal si usas vinagre como tratamiento para quitar estos parásitos. Lo bueno también es que los aceites haces que el pelo quede más brilloso y sano.

Mayonesa: este tratamiento puede ser utilizado por los adultos también sin problemas, como todos los demás citados antes. Aplica una cucharada o varias en el pelo seco sin lavar, asegurándote de que todo el cuero cabelludo y la raíz del pelo estén tapados por este aderezo. La textura aceitosa y pesada “asfixiará” a los piojos en cuestión de minutos. Para que el efecto sea todavía mejor, coloca un gorro de baño y deja que actúe por al menos ocho horas. Lo puedes hacer antes de ir a dormir, por ejemplo o un domingo cuando no tengas que salir de casa. Cuando pase este tiempo retira el gorro y lava el cabello con agua bien caliente (lo máximo que puedas aguantar). Separa el pelo en secciones y repasa con el peine fino, muy suavemente para que no se desprendan los cabellos o tire. Deja pasar entre siete y diez días y repite el procedimiento.

Aceite de oliva: calienta una cantidad generosa de aceite extra virgen de oliva y cuando esté a una temperatura “soportable” aplica en el cuero cabelludo y las raíces después de bañarse. Masajea bien en círculos y luego coloca una gorra de baño. Duerme así toda la noche y por la mañana lava con abundante agua caliente. Pasa el peine fino para quitar cualquier rastro de piojos o liendres. Repite esta técnica durante tres noches seguidas. Como adicional, tu pelo se verá más brillante y sedoso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *