Jueves, 21 Septiembre, 2017

            

Cómo curar las llagas en la boca

Se presentan en la parte interna de la boca, normalmente cerca de las mejillas, en la cara interna de los labios o en la lengua, producto de una lesión por roce, un mordisco, una infección o cambios hormonales,



image_print

Las llagas en la boca, también conocidas como aftas, son una incómoda patología que suele generar muchas molestias a quien la padece. Se presentan en la parte interna de la boca, normalmente cerca de las mejillas, en la cara interna de los labios o en la lengua, producto de una lesión por roce, un mordisco, una infección, cambios hormonales, una baja en las defensas o incluso por deficiencias nutricionales.

Desde Granadadigital hemos querido compartir algunos consejos naturales para combatirlas, evitando una infección mayor.

La sal es uno de los antisépticos más baratos y efectivos que existen, por lo que es un excelente aliado para curar llagas en la boca de forma natural. Mezcla una cucharadita de sal en medio vaso de agua tibia y enjuaga tu boca con el líquido, haciendo énfasis en la zona donde se encuentra la llaga. Después escupe el agua. Repite este proceso tres veces al día y verás cómo poco a poco el afta en tu boca comienza a cicatrizar.

También hay que considerar el bicarbonato de sodio, que al igual que la sal funciona como un buen antiséptico. Puedes mezclarlo con medio vaso de agua y enjuagar, o preparar una mezcla para aplicar directamente sobre las aftas. Une un poco de agua y un poco de bicarbonato en la misma cantidad, mezcla hasta que se forme una pasta y aplícala directamente sobre tu llaga. Puedes repetir tres veces al día.

El agua oxigenada es también un excelente remedio para curar las llagas en la boca. Puedes tomar un bastoncillo y sumergirlo en agua oxigenada, aplica directamente sobre la llaga. Puedes seguir este proceso tres veces al día, esta mezcla ayudará a calmar las molestias y a prevenir la infección.

El enjuague bucal también suele calmar las molestias ocasionadas por las llagas en la boca, haciendo que se presente un alivio inmediato y controlando la formación de bacterias.

Si quieres lidiar además con el dolor que las llagas producen puedes colocar un poco de hielo en la zona afectada. El hielo te ayudará a disminuir la inflamación y calmar el dolor, sedando un poco. Hazlo tantas veces al día como lo necesites.

Alimentos como el yogur, debido al ácido de la leche y las bacterias que contiene, pueden ayudarte a cambiar la composición del PH de tu boca controlando así la formación de bacterias. Comer un yogur diario es un buen remedio casero especialmente si sufres de llagas con frecuencia. También puedes aplicar directamente en tu llaga, con un bastoncillo, leche de magnesia o cualquier antiácido, que te ayudará igualmente a neutralizar la formación de bacterias.

Además es importante cuidar la dieta para mejorar lo antes posible y no aumentar la lesión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *