Domingo, 22 Octubre, 2017

            

¿Cómo cuidamos nuestra piel en invierno?

Dormir mucho e hidratarse son las claves para tener una piel perfecta

Piel cuidada


image_print

Seguro que os pasa. De pronto, notáis que lo hermosa que se había vuelto vuestra piel en verano con el tonito broceado, con el sol, y el aire libre, ha desparecido. Se os enrojecen muchas zonas, se irritan se descaman. Es todo muy normal. Pero podemos ayudar a mejorar mucho estos fastidiosas consecuencias del frio con una pautas sencillas y algún que otro ‘potingue’ muy apañado.

En primer lugar; descansa. Duerme. Apágalo todo. ¡Todo! Y a dormir. Tomate una tila, un vaso de leche o lo que te haga relajarte y duerme. Sin esto, creedme; no hacemos nada.

Mientras duermes, puedes usar algún producto que ayude al proceso ya de por si natural, de reparación de las células, que se producen en la noche. Los productos nutritivos, los aceites, la vitamina C, que es un reparador excelente, y protector de los rayos UV son tus aliados. Ten la precaución de escoger aceites vegetales. Para evitar alergias indeseadas;  que no contengan perfumes ni conservantes.

Hidrátate. Por dentro bebiendo agua. Agua. No inventes. Por fuera, si bebemos ya tenemos la mitad del trabajo, por no decir más, hecho. Pero podemos ayudar usando productos que contengan Acido hialuronico, el mejor hidratante en cosmética. Escoge texturas finas  que  se absorban rápidamente.

Si  has sido traviesa y no has dormido mucho, y te sientes inflamada o ves que retienes líquidos, puedes tomar alguna bebida drénante que te aconsejen en tu herbolario de confianza. No abuses. También puedes usar masajes linfáticos  que los puedes aplicar tu misma. No hay escusa. No esperes que alguien tenga ganas o paciencia de dártelos. Lo que no hagas por ti misma, tú misma, nadie lo hará por ti, recuerda. Ayúdate en este menester de productos que sepas que hacen esta función. Los aceites facilitan estos masajes. Escoge aceites naturales, como la lanolina.

No temas usar maquillaje. Si lo escoges oil free, no te saldrán puntitos negros, con protección solar estarás haciendo algo indispensable para la prevención de manchitas y arrugas. Si además, debajo pones alguna crema hidratante  y/o nutritiva s con vitamina E o B5, según tus necesidades, mucho mejor. Crearas una barrera protectora contra esas heladoras punzadas de frio.

Si tu problema es severo y notas como a lo largo del día la piel se agrieta, se enrojece o se pone tirante, busca dosificadores de bolsillo y rellénalos con algún espray hidratante. Los hay para reavivar el maquillaje cuarteado y los que puedes usar a todas horas con o sin  maquillaje.

Y, por ultimo no olvides los escurridizos bálsamos labiales. Hazte con varios. Si tienen protección solar mejor. No te irrites si los pierdes entre bolsos y cajones. Es su naturaleza.  Los labios recuerda, no tienen glándulas sebáceas ni manto hidrolipido. Necesitan ayuda extra. Si los exfolias e hidratas a  a menudo evitaras esos antiestéticos pellejitos y que se rompan y les salgan grietecillas.

Y por último; Abrígate. La moda en invierno es amplia y variopinta para ir perfecta y abrigada. No seas boba y abrígate.

Bienvenido, Invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *