Domingo, 23 Julio, 2017

            

¿Cómo afectan las diferencias de Género en las relaciones de pareja?

Hombres y mujeres ¿Realmente somos diferentes o las diferencias vienen dadas por la sociedad donde crecemos?

Ángela Jiménez López | @psicologosagora


image_print

Actualmente como sabemos estamos inmersos en un sistema patriarcal, el cual nos insta a comportarnos de manera distinta según nuestro sexo. Esto tiene consecuencias directas en numerosas facetas de nuestra vida diaria pero ¿Cómo afectan esas diferencias a nuestra vida de pareja? Hoy en nuestro post desvelamos algunas de esas consecuencias.

Hombres y mujeres ¿Realmente somos diferentes o las diferencias vienen dadas por la sociedad donde crecemos?

Ésta es una de las cuestiones que más debate han suscitado en los últimos tiempos. No cabe ya ninguna duda de que, como en la mayoría de las cosas en esta vida, nada es ni blanco ni negro.Por ello es importante diferenciar entre sexo (viene dado de las características biológicas de mujeres y hombres) y género (son las características culturales que conllevan ambos sexos, como normas o actitudes).

En la actualidad la mayoría de las culturas se basan en un sistema, en el cual la forma de organización política, económica, religiosa y social está basada en la idea de autoridad y liderazgo del varón.Aunque  es cierto que en los últimos años la sociedad ha avanzado mucho en este tema, aún tenemos un largo camino por recorrer, ya que cada día hombres y mujeres sufren las consecuencias de dicho sistema, como puede ser por ejemplo la violencia doméstica en el caso de la mujer, o las carencias de inteligencia emocional en el caso de los hombres.

Siguiendo a Dio Bleichmar (1991) podemos afirmar que:

 

 “…la mayor incidencia de depresión en las mujeres no debe buscarse en la biología,

en su fisiología, en su cuerpo, sino en las condiciones de vida y en las características de

la subjetividad. Lo que predispone a la mujer a la depresión es su propio rol, la feminidad misma tal

y como está concebida en su cultura”.

 

Son muchísimas las repercusiones que podíamos analizar de este sistema, pero en este blog nos gustaría centrarnos en cómo afectan las diferencias de género en la pareja:

Según Gray, J. 2004, partimos de la base de que  el sentido de la personalidad de los hombres se define a través de su capacidad para lograr objetivos, en cambio el sentido de la personalidad de la mujer, se define por la calidad de sus relaciones personales.

Teniendo esto en cuenta podemos analizar algunas situaciones conflictivas que se suelen dar en las relaciones sentimentales heterosexuales:

En muchas ocasiones una mujer solo quiere compartir sus sentimientos del día a día, entonces su pareja (hombre), lo interpreta como un problema y la interrumpe con una avalancha de soluciones a cada uno de sus problemas. Al final la mujer se siente incomprendida y el hombre frustrado por no poder lograr su objetivo, en este caso ayudar a su pareja.

Así como, cuando el hombre no se siente bien, su mejor opción es meterse en su mundo interior y solucionar sus propios problemas, sin necesidad de pedir consejo o desahogarse.

¿Alguna vez habéis sufrido o presenciado una discusión de pareja en la cual, ella se siente mal por no sentirse” suficientemente querida” y él se siente agobiado por la creencia de que “le falta libertad”?

Estas situaciones las explica Gray debido a que  los hombres se sientes fuertes y estimulados cuando se sienten necesitados, en cambio las mujeres se sienten así, cuando se sienten apreciadas.

Teniendo todo esto en cuenta, ni la  mujer debería ser juzgada por su necesidad de afecto, ni el hombre por su necesidad de soledad. Conociendo nuestras diferencias podemos trabajar nuestros desencuentro.Debemos decir que estos son rasgos de género en ningún caso podemos verlos de una forma rígida, ni olvidar la posibilidad de que hay mujeres con género masculino y viceversa.

Por ultimo queríamos dejar constancia de que el factor determinante tanto para los hombres, como para las mujeres se sientan satisfechos/as con el sexo, romance y pasión en su matrimonio es, en un 70 por ciento, la calidad de la amistad con su pareja. Al fin y al cabo hombres y mujeres parecen venir del mismo planeta. (Gottman y Silver, 2001).

Un artículo de Centro de Psicología Ágora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *