Martes, 17 enero, 2017

Cómo abrigar nuestra casa para el invierno

La empresa de aguas de Granada sugiere proteger contadores y tuberías con materia aislante térmico para evitar congelaciones cuando bajen las temperaturas en Granada

frozen-pipe


image_print

Ante la llegada del invierno, la Empresa Municipal de Aguas (Emasagra) recuerda nuevamente un paquete de consejos dirigidos a todos sus usuarios con el objetivo de proteger las instalaciones de agua de las posibles olas de frío que se produzcan y que, según los pronósticos meteorológicos, pueden alcanzar su punto culminante a mediados de esta misma semana con temperaturas mínimas bajo cero.

La compañía de aguas aconseja tomar medidas ante y durante la llegada del frío. Así, en materia de prevención, propone revisar todos los tejados y bajantes de agua para evitar atranques en los canales y la acumulación de nieve ante una posible tormenta, proteger con material aislante térmico los contadores y las tuberías que discurren al aire para que no se congelen, y permitir un goteo mínimo constante en los grifos para descartar que el mal tiempo desemboque en la rotura de las conducciones por el citado fenómeno de la congelación. De hecho, mantener un grifo ligeramente abierto, con un mínimo caudal, es muy recomendable en esos casos.

Para que no se produzcan episodios de congelación en las tuberías, Emasagra también recomienda poner la calefacción al mínimo si se va a salir de casa y procurar que el circuito de agua no tenga mucha presión, tener siempre localizadas las llaves de paso, disponer de estufas si se vive en zonas rurales, y aislar del frío los calentadores y calderas del exterior.

Una vez bajen las temperaturas, Emasagra recuerda la necesidad de prestar atención a las emisoras locales para seguir al instante la información sobre el tiempo, utilizar el teléfono sólo en situaciones de emergencia, y desconectar los aparatos eléctricos que no sean necesarios.

Si, inevitablemente, una tubería se congela y el grifo deja de funcionar, hay que apagar el calentador de agua e intentar que las conducciones vuelvan a la normalidad mediante la utilización, por ejemplo, de un secador de pelo sobre la instalación afectada.

En caso de que el peligro permanezca y reviente la vía, la empresa municipal de aguas insiste en la necesidad de cerrar la llave de paso del agua caliente, envolver la tubería con material impermeable, almacenar agua por si es necesaria y contactar a la mayor brevedad posible con algún profesional de la fontanería.

En épocas de fuertes heladas, en viviendas unifamiliares, y siempre que sea posible, hay que vaciar las conducciones de agua en el jardín a través de una boca de riego.

 

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *