Viernes, 20 enero, 2017

Comienza la construcción de diques y en la restauración de la zona incendiada en Cenes en agosto

Las tareas de recuperación de la zona verde tendrán un coste de casi un millón y medio de euros



image_print

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) trabaja desde el pasado mes de septiembre en la construcción de diques y en la restauración medioambiental que permitirá la recuperación de la zona afectada por el incendio que el pasado 22 de agosto arrasó más de 200 hectáreas de masa forestal en Cenes de la Vega (Granada), unas tareas en las que invertirá 1,4 millones de euros y que prevé tener concluidas antes de que finalice el año.

Según han informado a Europa Press fuentes del organismo de cuenca, las actuaciones, que comenzaron en la primera quincena de septiembre, se centran en dos vertientes: la hidrológica y la restauración medioambiental.

Así, en lo que se refiere a la hidrología, los técnicos están trabajando en la construcción de unos diques de cierre en uno de los barrancos, hechos de mampostería, con el objetivo de retener los sedimentos de las vertientes incendiadas.

En cuanto a la restauración medioambiental, la CHG ya ha iniciado la corta y el desembosque de la madera quemada, y además ha diseñado una red viaria para la saca de esa madera, y se están mejorando los caminos existentes en esa red. También, los especialistas están llevando a cabo otra serie de actuaciones para retener la erosión, y emprendiendo labores de reforestación y ayuda para la regeneración de la zona afectada.

La delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, visitó a principios de septiembre el paraje, quien, acompañada del presidente de la CHG, Manuel Romero, ya apostó por “intervenir urgentemente en la masa arbórea calcinada para evitar que se produzcan posibles plagas de perforadores en los pinares colindantes y facilitar la regeneración de la vegetación”.

Del mismo modo, alertó de que debido a la cantidad de combustible consumido en el incendio se había generado una capa de cenizas que en caso de lluvias intensas sería arrastrado al cauce del Genil provocando su vertido aguas arriba de la ciudad de Granada.

Según las investigaciones del Infoca, el incendio comenzó por una negligencia durante la celebración de un rito pseudoreligioso en el que se usaron velas.

Se registró en el monte de Cenes de la Vega afectando a 209 hectáreas compuestas principalmente por montes públicos y algunas zonas agrícolas situadas en el término municipal de Pinos Genil.

Se trata de una zona de especial importancia ya que se trata de la antesala del Parque Nacional de Sierra Nevada y está situada a 4 kilómetros de la ciudad de Granada, por lo que suele ser muy utilizada por los habitantes de la capital y otros pueblos cercanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *