Sábado, 21 enero, 2017

Colas para sacar el abono del Granada

Hoy se ha abierto el plazo para conseguir el carnet de abonado de cara a la temporada 2016/17

La cola para conseguir el abono sobrepasaba la puerta | Foto: María Acuyo
Nacho Santana | @NachoSantana_27


image_print

La jornada prometía. Con la expectación creada por la bajada de precios en los abonos, más rebajados aún hasta agosto, la afición granadinista no dudó en abalanzarse a pedir cita previa – acción obligada en principio por parte del club – para no perder su ocasión de disfrutar del fútbol de la máxima categoría a precios asequibles.

En poco tiempo se alcanzó la nada desdeñable cifra de mil citas previas, aumentando este número de forma exponencial. Hoy ha dado comienzo la expedición de abonos, siguiendo teóricamente el orden de reserva otorgado en esta cita previa.

Desde primera hora de la mañana, los aficionados han comenzado a llegar a las inmediaciones del estadio para reclamar su carnet. Sin embargo, pronto la afluencia ha desbordado a los trabajadores del club dispuestos para llevar a cabo esta tarea.

Con el paso del tiempo la acumulación de gente ha ido aumentando, generando colas. Los empleados del Granada no daban abasto con la constante afluencia, generando retrasos y haciendo que aumentase cada vez más la diferencia entre la que debería ser la hora de atención al cliente y la que finalmente resultaba ser.

“Cuando he llegado a las cinco estaba saliendo gente con cita a las tres”, cuenta una aficionada desde la cola de espera, “estaban metiendo gente sin cita y el guarda de seguridad no los echaba para atrás”. Y es que este se ha convertido en uno de los temas de debate más acalorados entre la afición, la gente que supuestamente entraba sin cita previa y el nulo control que había sobre ello, “otros años ha habido apenas diez minutos de espera, entonces los de seguridad te pedían la cita para dejarte pasar, este año por lo visto no”, afirmaba otra aficionada que, ante la acumulación de gente y la demora, ha preferido volver a casa.

En cuanto al retraso en la atención, la indignación por la larga espera se ha hecho patente. “Cuando yo he ido a las cuatro y media, el de seguridad decía que quedaban mínimo tres horas de espera, y ha salido gente que tenía cita en el tramo de las doce”, confirmaba la misma aficionada.

Pese a la ilusión generada en la afición y la buena fe de un club que intenta renovar su imagen y volver a enamorar a sus seguidores, la primera jornada de citas para conseguir el abono de temporada del Granada ha resultado accidentada y con más problemas que en los años pasados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *