Lunes, 29 Mayo, 2017

Coger un taxi, lo que debes saber

Tarifas, suplementos, derechos y obligaciones o el estado del tráfico son algunas de las muchas cuestiones que nos atan a la hora de utilizar el taxi, pero ¿es tan malo como lo pintan?

Taxi de la flota de Tele-Radio Taxi | Foto: Juanma Funes
Davinia Pérez | @davinniapg


image_print

Son muchas las veces que no utilizamos el servicio del taxi por el temor al coste, por una mala experiencia con algún taxista o porque no conocemos bien nuestros derechos y obligaciones a la hora de utilizarlos. Por otro lado, es completamente reconfortante que nos recojan donde queramos y nos dejen donde deseemos, sin problemas de aparcamiento ni de restricciones de paso, pero ¿qué puedo hacer ante un cobro abusivo? ¿Puede el taxista cobrarme por transportar equipaje? ¿Por qué no hay taxis en esta parada? ¿Si llamo a un taxi, me cobra hasta que venga a recogerme? ¿Puedo subir con animales? A todas estas incógnitas, le vamos a dar respuesta.

COSTE DEL SERVICIO

Es el principal rechazo a la hora de elegir utilizar el taxi para desplazarnos. ¿Por qué nada más subir ya marca un euro y medio? Si cuando he llegado marcaba 3’60 euros, ¿por qué me cobra 4’04 euros? Cuando subimos a un taxi, el conductor pone en marcha el taxímetro, y la ‘bajada de bandera’ es de 1’52 euros en horario laboral en Granada, teniendo la carrera mínima un importe actual de 4’04 euros. A veces, no llegamos a ése importe, es por ello que el taxista nos pide dicha cantidad.

Cuando existen dudas sobre el precio, lo mejor es pedir una estimación al conductor, normalmente nos orientará de manera bastante acertada. Granada es una ciudad pequeña, difícilmente las carreras pueden superar los 9 ó 10 euros, suponiendo que sean largas y dentro del casco urbano. Los desplazamientos más habituales rondan una media de 6 euros que, si lo compartimos, puede salir más barato que otros medios de transporte.

taxis-dentro-1

¿Y si quiero salir de viaje a otra ciudad? Todos los taxis van equipados con una lista de tarifas interurbanas. Basta con preguntar el coste, bien al conductor o a la centralita telefónica. El precio es cerrado, por lo que no nos llevaremos sorpresas.

¿Si llamo al taxi me cobra hasta que me recoge? Si, en el momento que se le asigna un número de taxi el conductor pone rumbo a su encuentro, por lo tanto es desde entonces cuando se considera alquilado no debiendo recoger a otra persona en el camino. De cualquier modo, siempre se le asigna al más próximo a su localización.

taxi granada alhambraY, ¿qué pasa si noto que me cobra de forma abusiva? Por ley, tiene derecho a exigir un ticket. No es necesario que discuta con el conductor, lo mejor es reclamar a la central correspondiente aportando el ticket, en el que debe aparecer dónde inició y acabó el servicio, el tiempo de duración, kilómetros recorridos y coste total del mismo, además de todos los datos del taxista. Debe acostumbrarse a pedir siempre su recibo ya que, por despiste, podemos olvidarnos algo dentro del vehículo y así sabremos qué taxi hemos cogido para reclamar nuestras pertenencias.

SUPLEMENTOS

A veces, cuando llevamos equipaje, el taxista nos cobra suplementos por él, ¿puede hacerlo? Sí, pueden cobrar 0’51 euros, pero sólo por cada maleta o bulto superior a 60 cm. Es evidente que no llevamos un metro en el bolsillo, pero normalmente se aplica sólo a bultos de tamaño grande. Nos pueden cobrar el mismo recargo si tomamos el taxi en la estación de autobuses o de tren, es el suplemento por salida de estaciones. Lo que cabe destacar es que siempre es el mismo importe, sea la franja horaria o el día de la semana que sea.

ANIMALES

Los taxistas no están obligados a llevar animales en el vehículo, a excepción de los perros guía, aunque es cierto que la mayoría de conductores no tiene inconveniente. Cuando solicitamos el taxi por teléfono es recomendable advertir que viajamos con un animal, así evitaremos que el conductor rechace el servicio o que nos envíen a alguno que sea alérgico a los pelos de nuestro lindo gatito.

PARADAS VACÍAS

taxis-0No es muy común, pero no es la primera vez que llegamos a una parada de taxis y no hay ninguno, ¿por qué? Las paradas son zonas habilitadas para que los taxis esperen su turno para realizar servicios, evitando así colapsar el tráfico de la ciudad con más de 500 vehículos destinados al servicio de taxi rodando libremente, pero no están obligados a estar siempre en ellas. Se puede dar el caso que, en el momento que necesitemos de alguno, la parada esté vacía. Seguramente la ‘ley de Murphy’ nos perjudique cuando más prisa tengamos, aunque con un poco de paciencia, en cuestión de minutos, algún vehículo llegará. Si por el contrario lo necesitamos de forma inminente, podemos solicitarlo mediante el servicio de centralitas telefónicas que tenemos a nuestra disposición de las diferentes compañías.

SILLITAS INFANTILES

En trayectos urbanos, los taxis están exentos de utilización de sillitas infantiles por parte de los usuarios. Si bien es cierto que, para salir del casco urbano, deberá solicitar un taxi que disponga de dichas medidas. Lo más cómodo es solicitarlo a centralita con tiempo suficiente para que podamos disfrutar del servicio con las condiciones que deseamos.

EUROTAXIS

centralita taxisSi viaja con personas con movilidad reducida, o que necesiten de silla de ruedas para desplazarse, la mejor opción es solicitar un eurotaxi. La cantidad de los mismos es reducida respecto a la flota de taxis de la ciudad, por lo que se aconseja solicitarlo telefónicamente  a la central con 15 minutos de antelación.

PAGO CON TARJETA, IDIOMAS

Cada vez son más los taxis que disponen de servicio de TPV para el cobro con tarjeta. Al igual que hay muchos taxistas que hablan varios idiomas. Es cuestión de hacerlo saber, también en centralita, a la hora de solicitar un taxi o preguntarlo al que paremos.

ELECCIÓN DE TAXI

Cuando llegamos a una parada, por regla general, cogemos el primer taxi que haya disponible en la cabecera de la misma, pero ¿y si no me gusta el conductor o el vehículo? Podemos elegir el taxi que queramos, aunque por ética cojamos el primero ya que es el que más tiempo lleva esperando.

taxis-4

OTROS DERECHOS Y DEBERES

Además de todo lo anterior, existen más derechos y obligaciones a la hora de utilizar éste servicio. Cuando suba a un taxi debe comunicar el destino al taxista y tiene derecho a elegir el recorrido a realizar, si bien es cierto que el taxista puede recomendar siempre el más corto. No obstante,  si la elección del cliente es otra, debe respetarlo.

Todos los taxis están obligados a llevar instaladas impresoras para la emisión de recibos. Solicite siempre el suyo. De la misma manera, están obligados a mostrar la tarifas interurbanas, ya que las urbanas deben estar a la vista del cliente (normalmente pegadas en el cristal de la ventana trasera derecha).

taxis-dentro-0Tenga en cuenta que el cambio máximo obligatorio es de 20 euros. Si dispone de un billete de más cantidad, comuníquelo antes de subir o pregunte si dispone de cobro con tarjeta. Si no dice nada y el taxista no lleva cambio suficiente, tiene derecho a dejar el taxímetro contando hasta que consigan cambio en algún otro negocio. Del mismo modo, debemos abonar el servicio en euros.

Cuando utilizamos un taxi, debemos dejarlo en las mismas condiciones que nos lo encontramos.

El cliente tiene derecho a que el conductor ponga o quite el climatizador moderadamente, baje el volumen de la radio o nos ayude a acomodar nuestro equipaje. Pero el cliente no tiene derecho a subir equipaje o bultos en el interior del habitáculo, el mismo debe ir en el maletero.

Si necesita que el taxi espere, el conductor puede pedirle que le abone el importe de la carrera realizada hasta el momento.

El taxista puede negarse a entrar en parkings, propiedades privadas o circular por carreteras sin asfaltar o sin salida.

No puede subir a un taxi fumando, comiendo o bebiendo.

En caso de accidente, los taxis deben de tener seguro de ocupantes y de viajeros. Usted debe estar siempre cubierto por ellos sin problema.

taxis-libre-0

NEGACIÓN DEL SERVICIO

¿Puede un conductor negarse a realizar un servicio? Sí, en los siguientes casos:

– Estado de embriaguez excesiva o muestras claras de consumo de drogas.

– Cuando el estado del cliente impida que el taxi quede en condiciones óptimas de seguir trabajando (higiene, suciedad, manchas, olor)

– Cuando existan sospechas de una utilización ilícita o se crea que el usuario haya podido cometer un delito, o que pueda cometerlo.

– Cuando el destino sea tan conflictivo que perjudique la integridad los ocupantes o el estado del vehículo.

Comments

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. ..Acudo con mucha frecuencia a Granada por motivos laborales y de ocio…. los taxis de Granada son de los mas baratos de toda España ,,,tienen la ventaja de poder circular por lugares historicos ,,ademas del carril bus -taxi ..y sus conductores por lo general son muy amables y serviciales ..para dos o tres pasajeros ,sale mucho mas barato y comodo que el autobus ..la gran asignatura pendiente de los usuarios granadinos ,,es compartirlos ,,con lo cual sale super baratos ,,Cosa que habitualmente hacen los jovenes sobre todo en sus salidas marchosas ….mi agradecimiento a estos profesionales .. por su excelente trabajo y su servicio ,,cada vez que acudo a visitar la ciudad

  2. Enhorabuena port el articulo, me ha resuelto muchas dudas. El Taxi es un grenio muy necesario. Me han sacado de muchos apuros !!

  3. Falta puntualizar que los bultos “cobrables”, además de los de más de 60 cm, son también los conjuntos de bultos, aun siendo de menor tamaño. Gracias.
    Pd: Buena iniciativa , el cliente debe estar bien informado siempre.

  4. Cogi hace unos dias en domingo un taxi desde avda. Constitucion,21 hotel abba al aeropuerto.
    Llevaba dos maletas normales. No puso el taximetro y me cobro 27€.
    Es correcto el imprte? Debio poner el taximetro en marcha?

    • Juan , comentarte que te cobro lo justo , quizás un poco de menos ya que el precio al aeropuerto en días festivos vale 27,60 Euros

  5. Hola,buenas
    Tengo una pregunta puede un taxista de Santander ir a buscar a una persona a torrelavega habiendo taxis en ella.
    Gracias

    • Cualquier taxi puede ir a recoger a un cliente a cualquier ciudad de España , siempre y cuando sea la recogida en un puerto o aeropuerto , llevando su libro de ruta relleno , con nombre de cliente , número de vuelo , hora de llegada y procedencia del vuelo ,

  6. Les felicito por el artículo pues ofece bastante información respecto al servicio de taxi en Granada, aunque faltan cositas, pero claro ya se extendería bastante. Desde luego si es pertinente publicar los números de teléfono de las empresas granadinas de taxi donde poder llamar para un servicio o la web de las mismas o por ejemplo también, cómo y dónde presentar una reclamación contra un taxista o un servicio, porque este último punto si es verdad que ni en la propia web te informan de ello.
    Así que por otra parte, me gustaría plantear aquí mismo una duda y a la vez queja por una situación vivida hace aproximadamente una semana con un taxista. Fue por la mañana temprano, llovía a cántaros y como todos los días salí a la parada del autobús con mis tres hijos pequeños para ir al colegio pero el coche iba atestadísimo de pasajeros (suele pasar frecuente y lamentablemente cada vez que caen cuatro gotas en Granada) y pasó de largo dejándonos con cara de poker en la parada a nosotros cuatro y al resto de personas que esperaban alli, así que ví como en dirección contraria, por el carril de enfrente se acercaba un taxi con la luz verde de libre hacia nosotros y agarré a mis tres niños y cruzamos la avenida en rojo corriendo a toda prisa, gritando “taxi, taxi” y jugándonos la integridad física lo cual no me enorgullezco de contar pero así lo hago para reflejar la urgencia que teníamos en aquel momernto pues no llegábamos en hora al colegio además del tormentazo que caía…. Y cual fue mi sorpresa, nada grata, cuando el taxista que si nos vio se detuvo pero sin hacerse a un lado, al arcén, sino en plena carretera para decirme bajando sólo la ventanilla, que no podía cogernos porque más atrás estaba la parada de taxi y teníamos que andar hasta alli para coger el taxi que había estacionado. Imagínense, mis niños chorreando, yo chorreando, plantados en mitad de la carretra intentando acceder a un taxi que echó hasta los seguros de las puertas para impedírnoslo, a menos de diez minutos de que que nos cerraran el portón de entrada al cole……..”’y aquel hombre me dice desde dentro de la comodidad de su vehículo ¡¡que me coja a mis tres críos y eche a andar como casi medio kilómetro bajo aquel radiante cielo despejado para coger un taxi que supuestamente estaría alli paradito en su parada esperándonos para llevarnos gustosamente a nuestro destino!!!Que según la normativa él no podía subirnos porque la parada estaba a menos de no se cuantos metros..¿¿¡¡??!!¿Cómo es posible esto? Pues antes de que pudiera nisiquiera suplicarle que dadas las circunstancias en las que estábamos por favor nos llevara ¡¡el buen hombre ya se habia largado con viento fresco!! Pero ahi no termina la cosa, porque más cabreada que un mono me doy media vuelta para localizar visualmente la parada de taxi que tan amablemente me recomendó aquel taxista fugillas y en esto que la veo, veo también como una señora mayor se sube al único y solitario taxi que la habitaba. Esto es de locos…por una absurda normativa y un taxista papista, demasiado sobrado y “compañerista” y poco asertivo, mis hijos llegaron tarde y empapados aquel día al colegio con sus mochilas, libros, material escolar y meriendas impracticables y los taxistan han perdido no una clienta asidua, sino una familia entera con allegados y conocidos. Desconozco los detalles de esa norma concreta, pero la parada estaba como mínimo a tres minutos andando y aunque alli hubiera habido más taxis además del que había, de ningún modo hubiéramos podido coger coche porque aparte de la señora que tuvo la suerte de llevárselo, en medio segundo y antes de que llegáramos mis hijos y yo al lugar exacto, ya se habían juntado como seis o siete personas más alli esperando todas lo mismo, normal con lo que caía… Es por ello que me gustaría resolver mis dudas al respecto y conocer qué reza la normativa eactamente y en segundo lugar, instar a los profesionales del taxi a empatizar más con el cliente y las circunstancias particulares de cada momento para hacer excepciones de la regla cuando hubiere que hacerlas, pues es de sobra popular las muchas veces que se saltan las normas a la torera para incluso perjudicarse entre colegas. Gracias anticipadas por la atención y un saludo cordial.

  7. Les felicito por el artículo pues ofece bastante información respecto al servicio de taxi en Granada, aunque faltan cositas, pero claro ya se extendería bastante. Desde luego si es pertinente publicar los números de teléfono de las empresas granadinas de taxi donde poder llamar para un servicio o la web de las mismas o por ejemplo también, cómo y dónde presentar una reclamación contra un taxista o un servicio, porque este último punto si es verdad que ni en la propia web te informan de ello.
    Así que por otra parte, me gustaría plantear aquí mismo una duda y a la vez queja por una situación vivida hace aproximadamente una semana con un taxista. Fue por la mañana temprano, llovía a cántaros y como todos los días salí a la parada del autobús con mis tres hijos pequeños para ir al colegio pero el coche iba atestadísimo de pasajeros (suele pasar frecuente y lamentablemente cada vez que caen cuatro gotas en Granada) y pasó de largo dejándonos con cara de poker en la parada a nosotros cuatro y al resto de personas que esperaban alli, así que ví como en dirección contraria, por el carril de enfrente se acercaba un taxi con la luz verde de libre hacia nosotros y agarré a mis tres niños y cruzamos la avenida en rojo corriendo a toda prisa, gritando “taxi, taxi” y jugándonos la integridad física lo cual no me enorgullezco de contar pero así lo hago para reflejar la urgencia que teníamos en aquel momernto pues no llegábamos en hora al colegio además del tormentazo que caía…. Y cual fue mi sorpresa, nada grata, cuando el taxista que si nos vio se detuvo pero sin hacerse a un lado, al arcén, sino en plena carretera para decirme bajando sólo la ventanilla, que no podía cogernos porque más atrás estaba la parada de taxi y teníamos que andar hasta alli para coger el taxi que había estacionado. Imagínense, mis niños chorreando, yo chorreando, plantados en mitad de la carretra intentando acceder a un taxi que echó hasta los seguros de las puertas para impedírnoslo, a menos de diez minutos de que que nos cerraran el portón de entrada al cole……..”’y aquel hombre me dice desde dentro de la comodidad de su vehículo ¡¡que me coja a mis tres críos y eche a andar como casi medio kilómetro bajo aquel radiante cielo despejado para coger un taxi que supuestamente estaría alli paradito en su parada esperándonos para llevarnos gustosamente a nuestro destino!!!Que según la normativa él no podía subirnos porque la parada estaba a menos de no se cuantos metros..¿¿¡¡??!!¿Cómo es posible esto? Pues antes de que pudiera nisiquiera suplicarle que dadas las circunstancias en las que estábamos por favor nos llevara ¡¡el buen hombre ya se habia largado con viento fresco!! Pero ahi no termina la cosa, porque más cabreada que un mono me doy media vuelta para localizar visualmente la parada de taxi que tan amablemente me recomendó aquel taxista y en esto que la veo, veo también como una señora mayor se sube al único y solitario taxi que la habitaba. Esto es de locos…por una absurda normativa y un taxista demasiado sobrado y “compañerista” y poco asertivo, mis hijos llegaron tarde y empapados aquel día al colegio con sus mochilas, libros, material escolar y meriendas impracticables y los taxistan han perdido no una clienta asidua, sino una familia entera con allegados y conocidos. Desconozco los detalles de esa norma concreta, pero la parada estaba como mínimo a tres minutos andando y aunque alli hubiera habido más taxis además del que había, de ningún modo hubiéramos podido coger coche porque aparte de la señora que tuvo la suerte de llevárselo, en medio segundo y antes de que llegáramos mis hijos y yo al lugar exacto, ya se habían juntado como seis o siete personas más alli esperando todas lo mismo, normal con lo que caía… Es por ello que me gustaría resolver mis dudas al respecto y conocer qué reza la normativa eactamente y en segundo lugar, instar a los profesionales del taxi a empatizar más con el cliente y las circunstancias particulares de cada momento para hacer excepciones de la regla cuando hubiere que hacerlas, pues es de sobra popular las muchas veces que se saltan las normas a la torera para incluso perjudicarse entre colegas. Gracias anticipadas por la atención y un saludo cordial.